320 kilómetros con 6 minutos de carga: Las nuevas baterías para coches de Toshiba

Distancias largas, tiempos de espera cortos. Buscar el equilibrio perfecto no es sencillo para los fabricantes de baterías, pero Toshiba ha hecho un excelente trabajo con su serie SCiB. Esas baterías llevan una década en el mercado y presentan un excelente rendimiento, sin embargo, el gigante japonés anunció una nueva variante que adopta un material diferente para su ánodo, y su alto rendimiento le permitirá al coche compacto promedio desarrollar una autonomía de 320 kilómetros con una carga ultra-rápida de 6 minutos.

El mundo de los coches eléctricos sigue en movimiento, aunque las últimas noticias no han sido muy positivas que digamos. La confirmación de que Tesla está experimentando problemas de producción con su Model 3 (apenas 260 unidades en tres meses) básicamente fue un golpe de realidad, pero Elon Musk y compañía esperan solucionar estos detalles antes de fin de año. Dicho eso, la versión estándar del Model 3 tiene una autonomía de 350 kilómetros, con una recuperación de 210 kilómetros en 30 minutos usando un supercargador. Los números no son terribles, pero tampoco se los puede interpretar como algo maravilloso, y no es un inconveniente que afecte exclusivamente a Tesla. Todos los fabricantes luchan por mejorar el rendimiento de sus coches eléctricos, combatir la ansiedad de los conductores y reducir el tiempo de carga. Eso nos lleva a Toshiba, que presentó una nueva generación de sus baterías SCiB.

Uno de los prototipos: 111mm x 194mm x 14.5mm

De acuerdo a la información oficial, Toshiba logró duplicar la densidad energética de las baterías SCiB actuales manteniendo el mismo volumen, lo que se traduce en una autonomía de 320 kilómetros para un pack de 32 kWh instalado en un coche compacto. La mejor parte es que la nueva SCiB sólo necesita una carga ultra-rápida de 6 minutos, mientras que ese mismo tiempo en una batería de iones de litio convencional queda muy por debajo de los 100 kilómetros. La clave se encuentra en la composición del ánodo. Toshiba ha tenido mucho éxito con los ánodos de óxido de titanio y litio, pero ahora es el turno del óxido de niobio y titanio. Este cambio permite un almacenamiento mucho más eficaz de los iones de litio, sin sacrificar estabilidad.

Tres veces más alcance en el mismo tiempo de carga

Luego de haber torturado a uno de sus prototipos, Toshiba confirmó que la nueva batería SCiB conserva el 90 por ciento de su capacidad después de cinco mil ciclos de carga y descarga, con un impacto mínimo del clima (bajo una temperatura de -10C, la carga rápida se extiende a diez minutos). De más está decirlo, las baterías necesitarán cargadores a la altura de las circunstancias, y si todo sale bien, Toshiba iniciará la comercialización en el año fiscal 2019.

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%