Api.ai: Asistentes virtuales en todas partes

Siri se ha ganado la lealtad de los usuarios de iOS. Cortana espera hacer lo mismo entre las filas de Microsoft con Windows Phone 8.1, y Google Voice funciona de maravillas en Android. Ahora, si los asistentes virtuales y el reconocimiento de voz se encuentran en un nivel tan alto, ¿por qué limitar su presencia a smartphones y tablets? Api.ai quiere cortar esas cadenas, y llevarlos a todas partes.

Los asistentes virtuales han hecho más estrecha la relación entre usuarios y dispositivos. Con apenas un toque y un simple comando verbal, el asistente presenta casi de inmediato la información solicitada. Lejos en el tiempo quedó aquella demostración espantosa de reconocimiento de voz en Windows Vista. Los dispositivos móviles poseen una capacidad de procesamiento impresionante, y los algoritmos de detección son tan robustos que se adaptan a una enorme cantidad de acentos. Entre los asistentes virtuales, Siri, Google Voice y Cortana son los más importantes. Si bien han dado lugar a situaciones muy graciosas, en general cumplieron con éxito su objetivo. Ahora, si los sistemas operativos móviles dieron un lugar de privilegio a los asistentes virtuales y el reconocimiento de voz, ¿por qué no hacer lo mismo en otras aplicaciones, y otro hardware?

 

Si un desarrollador busca hacer eso, lo primero que necesita es un API, y ahí es cuando aparece Api.ai. Su estructura está basada en lo que sus creadores llaman entidades e intenciones. La entidad establece elementos en común entre varias cosas con la ayuda de palabras clave, mientras que la intención es el puente que une la orden del usuario con la acción que realiza la aplicación. Esto le permite a Api.ai resolver situaciones en las que no hay mucho contexto. Por ejemplo, si yo dijera “quiero saber el número atómico del paladio”, y después preguntara “¿y qué hay del uranio?”, el API determina que el contexto es la búsqueda de un número atómico, a partir de la referencia anterior.

Api.ai es compatible con solicitudes verbales y vía texto, lo que da mayor flexibilidad a los desarrolladores en su instalación y uso. Existe un SDK para iOS y Android, con un equivalente en camino para aplicaciones web. Otro aspecto que podría verse muy beneficiado con la presencia de Api.ai es la Internet de las Cosas. Imagina por un momento hablarle al aire acondicionado y decir simplemente “tengo calor”, transformando esa expresión en una orden para bajar la temperatura un poco más. Api.ai es joven, pero algo que me dice que veremos más sobre esta herramienta muy pronto.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%