Apple podría desarrollar un nuevo chip ARM, para independizarse de Intel

Una de las decisiones más importantes que Apple tomó en su historia fue adoptar a los procesadores Intel, y si estudiamos la popularidad de sus ordenadores en los últimos años, no hubo ningún error allí. Sin embargo, los tiempos cambiaron, y en la búsqueda de mayor eficiencia para sus portátiles, el gigante de Cupertino estaría explorando otras opciones, entre las que se destaca un nuevo chip ARM destinado a controlar operaciones secundarias.

El mercado de los procesadores tiene una frontera muy bien definida que separa a dos territorios: ARM en dispositivos móviles, y x86 sobre portátiles y ordenadores de escritorio. En más de una oportunidad, estas tecnologías trataron de cruzar esa frontera, pero a pesar de algunos productos aislados, no les fue muy bien que digamos. Todos sabemos que ARM se hace fuerte en aspectos como eficiencia y consumo de energía, mientras que x86 carga con rendimiento y compatibilidad de su lado. Ahora… Intel parece haber alcanzado su techo. Las últimas arquitecturas son indudablemente más eficientes, pero sus saltos de rendimiento rozan lo insignificante. ¿Cómo se puede evolucionar frente a una situación así? De acuerdo a la gente de Bloomberg, Apple tiene un plan: Usar lo mejor de ambos mundos.

Los chips de Apple con tecnología ARM han mejorado notablemente. El T310 podría ser apenas el primer escalón de una larga estrategia.

Sus fuentes indican que Apple estaría trabajando en un nuevo coprocesador ARM, bautizado T310. Si bien no hay detalles técnicos sobre su silicio, los datos sugieren que el chip quedaría a cargo de Power Nap en el sistema operativo macOS. Para los que escuchan esto por primera vez, Power Nap habilita ciertas acciones especiales cuando una Mac se encuentra en suspensión, como la recepción de correos, sincronización de datos, descargas de updates para el sistema operativo, respaldos de Time Machine y actualizaciones de Find My Mac, entre otras cosas. No es la primera vez que Apple añade tecnología ARM a sus ordenadores portátiles. Los últimos modelos de MacBook Pro con la famosa Touch Bar usan al chip T1 como controlador, pero la diferencia es que el T310 estaría mucho más integrado, con acceso a la memoria RAM, el almacenamiento, y los dispositivos de red.

El artículo original indica que Apple no tiene ninguna intención de abandonar a Intel en el corto plazo, pero nadie en los medios especializados se atreve a negar una futura declaración de independencia. La serie A de chips en los dispositivos iOS han alcanzado niveles de rendimiento muy respetables, y no es descabellado imaginar a una MacBook con un corazón ARM exclusivo. En resumen: El T310 se perfila para una estrategia híbrida, una especie de big.LITTLE con núcleos x86 haciendo el trabajo pesado, y núcleos ARM encargados del segundo plano en etapas de bajo consumo. La gran pregunta es: ¿Por qué no le pidieron esto a Intel? La serie «Core m» (que Apple usa en sus MacBooks Retina) posee un TDP máximo de 4.5 vatios, y podría asumir sin demasiados problemas ese rol secundario. Todas las flechas apuntan a la próxima WWDC, o a un posible evento en septiembre-octubre.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

One Comment

Deja una respuesta
  1. No se lo creen ni ellos, ahora se van a gastar otros miles de millones en implementar un nuevo procesador que ni siquiera será superior a la nueva generación de Intel.
    Es volver a retroceder tecnológicamente para después mentir a sus propios clientes en la publicidad tv, etc… diciendo que es más potente que AMD e Intel y no es verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *