Así podría lucir la primera base lunar (concepto)

Así podría lucir la primera base lunar (concepto)

28 Flares Twitter 24 Facebook 0 Google+ 4 Pin It Share 0 Email -- 28 Flares ×

En los 80, un norteamericano apellidado Hope comenzó a vender parcelas en la Luna luego de registrarla a su nombre saltándose la proclama de las Naciones Unidas que indicaba que no se podían comprar ni vender objetos exteriores a la Tierra. En ese momento, la idea de hoteles lunares para el 2000 se escuchaba en cada esquina, pero hoy día apenas podemos siquiera pensar en un refugio lunar dentro de unas cuantas décadas. Eso sí, los científicos a cargo de un proyecto con esta temática han sido originales y han propuesto impresión 3D espacial, construyendo edificios con la misma roca de la Luna. Si esto se logra alguna vez, así podría lucir la primera base lunar.

El programa Apolo puso un hombre en la Luna y desde entonces la conquista y exploración lunar pasaron de ser una ensoñación científica para convertirse en un proyecto de la humanidad toda. Sin embargo, el último hombre que pisó nuestro satélite natural fue Gene Cernan, en 1973, formando parte de la misión Apolo 17. Desde entonces se han descubierto capas finas de agua en el cráter Cabeus y se han inspirado teorías conspirativas sobre la filmación de un falso alunizaje, pero no mucho más sobre el satélite compuesto de selenita. Si bien todo parece parado, hay un proyecto todavía en pie que quiere llevar tripulación a la Luna en 2018, en lo que parecería una misión de reconocimiento para un posterior asentamiento humano. El primer asentamiento humano en el espacio, sobre un objeto natural. Soñando de nuevo con el proyecto, así podría lucir la primera base lunar según un concepto.

Lo impresionante de este concepto no es meramente la arquitectura niemeyeriana o el recuerdo que tenemos sobre los modelos de Jacques Fresco, sino porque la construcción tendrá un especial recaudo en la economía. En primer lugar, tratará de transformar el suelo lunar en bruto en lo que podrían ser cápsulas habitables, requiriendo paredes más finas, actuando como simple separación que asegure la preservación del aire dentro de estos hogares lunares. Además de la estructura, la idea de los diseñadores está en que el material de construcción y proceso, pues se utilizaría la impresión 3D para construir en el lugar. Como los cohetes espaciales requieren cuidados niveles de peso para ser bien controlados, transportar material podría ser muy caro y ante esto han propuesto que los refugios lunares se construyan con los materiales que podemos encontrar en la Luna. De hecho, el 90% de los materiales  sería materia prima lograda en el lugar.

La Agencia Espacial Europea y la firma de arquitectos Foster + Partners están ahora trabajando en la tecnología para hacer esto una realidad, y la evolución de las impresoras 3D es muy importante para ello. Según se indica, la estructura en el suelo lunar proporcionará el aislamiento de la radiación y la temperatura, y en el interior habrá un domo inflable que servirá de entorno a los primeros colonos del suelo lunar. El inflable, conectores y los artefactos para la vida cotidiana en la Luna serán transportados por la nave de la tripulación, por tratarse de elementos livianos al lado de lo que podría ser transportar toneladas de piedra. De hecho, como parte del proyecto, los científicos ya crearon varios muros con impresoras 3D emulando las condiciones extremas que se encuentran en el espacio. ¿Fechas tentativas? Ni cerca de lo que podríamos llegar a considerar medianamente cercano.


Avatar de Nico Varonas
Autor: Nico Varonas