ATRIAS: Los primeros pasos del robot bípedo

En el pasado hemos visto desarrollos como el robot BigDog y el bípedo ATLAS, con una capacidad sorprendente para desplazarse y evitar obstáculos. Por suerte, las iniciativas robóticas de alto nivel continúan multiplicándose, y así es como nos encontramos a ATRIAS, el robot bípedo de la Universidad del Estado de Oregón, al que han sacado a dar un paseo por el campus.

No importa si es tierra, barro, agua, césped, asfalto, piedras, arena, escaleras, o una combinación de todos ellos, cualquier robot moderno que busque ser considerado como todoterreno necesita superar cada tipo de superficie en su camino. Las pruebas de laboratorio hacen lo posible por simular condiciones extremas, pero tarde o temprano, los proyectos necesitan abandonar la seguridad de sus entornos estériles y enfrentar al mundo. Todos recordamos bien lo que generó el guepardo robótico del MIT cuando atravesó el campus del instituto dando saltos y corriendo a una velocidad de casi veinte kilómetros por hora. Hoy es el turno de ATRIAS, creado por la Universidad del Estado de Oregón, y aunque no es tan independiente como el guepardo, sorprende por el hecho de ser bípedo.

 

ATRIAS utiliza seis motores eléctricos para desplazarse y conservar el equilibrio, alimentados por una batería li-po con un volumen aproximado de «dos litros de leche». En comparación con otros robots similares, la batería del ATRIAS es mucho más pequeña, y una buena parte de la eficiencia en el consumo (tres veces más que en otros robots bípedos) llega gracias al diseño elástico de sus piernas. Como era de esperarse, la naturaleza es la fuente de inspiración principal para ATRIAS, y si lo observamos detenidamente, casi se mueve como si se tratara de un caballo. El desarrollo de ATRIAS se llevó a cabo con colaboradores de las universidades de Michigan y Carnegie Mellon, además del Colegio Veterinario Real, que forma parte de la Universidad de Londres. Los fondos iniciales totalizaron 4.7 millones de dólares, entregados lógicamente por nuestros amigos de DARPA.

Uno de los objetivos principales de ATRIAS es derivar su tecnología hacia otros proyectos más cercanos a la gente, como la creación de prótesis avanzadas y exoesqueletos para asistir en casos de debilidad muscular general. Al mismo tiempo, la capacidad que posee ATRIAS de caminar en diferentes tipos de terreno lo convierte en un candidato ideal para aplicaciones militares, y de rescate en zonas extremas.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Vampiro

    Quiero uno grande para montar.