Back to the Future: Los efectos especiales de la clásica trilogía de viajes en el tiempo

Un recorrido imperdible por la saga que revolucionó a una industria

Back to the Future es una franquicia que guarda una relación muy estrecha con el tiempo por razones obvias, pero uno de los detalles más importantes es que logra resistirlo. Las aventuras de Marty y el Doc Brown se mantienen intactas, sin embargo, sus efectos especiales continúan en un nivel más que aceptable, aún con tres décadas sobre los hombros. Captain Disillusion en YouTube completó su exploración de los efectos en Back to the Future la semana pasada, y aquí compartimos sus dos vídeos.

La historia nos dice que Robert Zemeckis no tenía intenciones de hacer una secuela para Back to the Future. 380 millones de dólares y cuatro años después, Back to the Future II llegaba a las salas, y seis meses más tarde disfrutamos de su conclusión, ya que fue filmada back-to-back. Con el paso del tiempo, Zemeckis dijo que Back to the Future II necesitaba más postproducción, y que existieron varios agujeros en su apresurada edición, pero el filme no sólo se mantuvo de pie, sino que se convirtió en un catálogo inolvidable de efectos especiales. ¿Acaso tienes dudas sobre esto? Entonces, tal vez Captain Disillusion pueda convencerte:

Vamos a pensarlo por un momento: El pasado, el futuro, sus hologramas, la vestimenta, los coches voladores, todas las escenas con los hoverboards, tres Michael J. Fox en la misma escena de la pizza rehidratada… estamos hablando de 1989. Los mejores ordenadores personales de esa época usaban MS-DOS 3.31 o IBM DOS 4.0. Industrial Light and Magic pulverizó varios límites y reescribió múltiples reglas durante el desarrollo de la trilogía, combinando la mejor tecnología a su alcance con el talento de personas increíbles, verdaderos titanes de la ingeniería y la manipulación de miniaturas. Y no hubo atajos: Cuando era necesario dibujar, ellos dibujaban. Si había lugar para improvisar, lo hacían. Y cuando las escenas demandaban un nuevo sistema capaz de controlar cámaras con alta precisión, lo construían.

Captain Disillusion necesitó tres meses y veinte minutos de vídeo para explorar todas las contribuciones que hizo Back to the Future al mundo de los efectos especiales, y vale la pena cada segundo. En el segundo vídeo podemos ver la colaboración de Ami Yamato, una YouTuber adicta al café que siempre se presenta de forma animada, y que definitivamente merece un vistazo más de cerca.

Deja tu voto

1 punto
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%