Betafy: Plataforma para asistir en el desarrollo de software beta

Ningún software escapa por completo a los bugs, y la falta de voluntarios puede marcar la diferencia entre una llegada sólida al mercado, y su desaparición. El concepto de «Early Access» apela al deseo y el bolsillo del potencial usuario-jugador para que un título o aplicación alcance su versión estable en tiempo y forma, pero la enorme cantidad de fracasos hace que nos preguntemos si tal vez no es más conveniente «dar vuelta la ecuación», y hacia eso apunta Betafy, una plataforma que ofrece unir a desarrolladores con voluntarios, y que estos últimos reciban beneficios específicos.

Voy a comenzar este texto con una opinión personal, un sentimiento, diría. NeoTeo es un espacio de información, de especificaciones, de datos lo más precisos posible, y si quisiera expresar mis opiniones lo haría en un blog personal o una cuenta de Twitter, sin embargo, creo que muchos de nuestros lectores comparten el mismo sentimiento, y pido que disculpen el pequeño asterisco en mi expediente: No me agrada el Early Access. En los últimos años, lo que parecía ser una solución mágica para el desarrollo de software y juegos «indie» se convirtió en una fuente de frustración y decepción. Por supuesto, la historia nos habla de grandes éxitos basados en Early Access, como Minecraft, Don’t Starve, RimWorld, y el formidable Kerbal Space Program del equipo mexicano Squad, pero hay diez fracasos por cada uno de estos juegos. La herida de Spacebase DF-9 aún sigue abierta. Estaba muy interesado en We Happy Few, y después de observar 6 horas de gameplay (esas son las cosas que hace un dolor de oído durante el fin de semana), encontré a un juego al 30 por ciento. Con cuatro meses en Early Access y una cantidad gigantesca de feedback por parte de los jugadores, la remake de Master of Orion apenas llega a los siete puntos. Si tomas el dinero de alguien, ese alguien espera obtener «el valor» de su dinero. Esta idea no cambia bajo ninguna condición (sea previa o posterior al proyecto), y cuando un título en Early Access no cumple con su parte, la idea se quiebra. Hay algo que está mal.

Betafy
Tu tiempo en un proyecto, a cambio de ciertas recompensas. ¿Cómo suena eso para ti?

Eso es lo que me lleva a la plataforma Betafy. ¿Cómo funciona con exactitud? Su objetivo es unir a startups y beta testers de una forma más coherente. Las startups crean su perfil en Betafy, que analiza sus necesidades y a partir de allí sugiere a ciertos testers. Cada startup luego evalúa e invita a esos testers, y si están de acuerdo e interesados, se suman al desarrollo. Por el lado del beta tester, crea un perfil en Betafy, y atraviesa un análisis similar al de las startups, que ofrecen beneficios y ventajas exclusivas al voluntario, como podrían ser descuentos en el precio del producto final o su suscripción, funciones premium, y por qué no, una licencia gratuita del programa-aplicación-servicio. De momento, la cantidad de proyectos en Betafy no llega a las dos docenas, pero debo admitir que el voluntariado con recompensas suena mejor a «págame 30 dólares y ayúdame a convertir este esqueleto de programa en una opción viable».

Algo que debo destacar sobre Betafy es que no he visto ningún juego en su lista de proyectos, pero los parámetros de uso no son precisamente incompatibles. Betafy también permite la participación de startups que ya tienen un producto terminado en el mercado, y que buscan optimizar su desarrollo o lograr mayor visibilidad. Betafiy ofrecerá un SDK para que los desarrolladores implementen en sus proyectos, pero será opcional. Y a modo de cierre, las campañas pueden ser marcadas como «privadas», y no aparecerán en la lista general. Vamos a seguir de cerca a Betafy por un tiempo, y ver cómo evoluciona.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%