Blood Sport: Juego de sangre en Kickstarter

Algunas de las ideas que buscan apoyo en el mundo del crowdfunding son realmente buenas, y merecen cualquier soporte económico que podamos brindar. Sin embargo, de vez en cuando aparecen cosas que nos obligan a preguntarnos cómo es que llegan a la Web. Un ejemplo es el proyecto Blood Sport, que convierte el daño recibido dentro de un videojuego en extracciones reales de sangre… o debería decir “convertía”.

¿Recuerdas a Jackass? Sí, seguramente tienes memorias de aquel programa. Después de todo, ¿quién puede olvidar a alguien que sale despedido en un carrito de supermercado a toda velocidad, o se dispara un arma de pintura en los testículos? Lamentablemente, la televisión aún tiene un nivel de influencia muy importante, y hemos visto personas tanto hospitalizadas como en prisión gracias a algunas de las acciones en Jackass, incluso una década después de sus emisiones originales. Lo que quiero preguntar es: ¿Hasta qué punto algo estúpido puede servir como entretenimiento o llevarse a cabo en nombre de un objetivo mucho más noble? Jackass ciertamente estableció algunos parámetros en lo primero, pero vamos a ver más de cerca lo segundo con la ayuda de Blood Sport, un proyecto que debutó hace poco en Kickstarter.

 

Tal y como lo indican sus creadores, el plan no es reinventar la rueda: Con la ayuda de hardware Arduino, encontraron la manera de conectar un gamepad a una máquina recolectora de sangre. Cada vez que el gamepad vibra, el hardware Arduino ordena la activación de la máquina por un breve período de tiempo, o sea que Blood Sport “traduce” el daño virtual de un jugador a una extracción de sangre real. Se supone que el módulo Arduino contiene otros parámetros, como la edad del participante y su condición física general, de modo tal que interrumpa las extracciones mucho antes de que se conviertan en un riesgo mayor. El objetivo de Blood Sport es incrementar las donaciones de sangre a través de todo el territorio canadiense.

Siempre trato de mantener una posición neutral a la hora de desarrollar un texto, pero Blood Sport no me deja alternativa: Es una de las cosas más estúpidas y patéticas que he visto en el año. Reducir la donación de sangre a un juego es un insulto, e instala un contexto muy negativo sobre un proceso basado en la buena voluntad y la disposición de cada persona. La sangre es vida y muerte, no un videojuego. Afortunadamente, Kickstarter demostró cierta coherencia al suspender el proyecto en menos de 24 horas. Si quieren ayudar, que colaboren con las campañas locales de donación. Nadie necesita esto.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • carlox

    que cara de imbécil pervertido…. no gracias, no quiero que me pase lo mismo.