ChaletOS: Distribución de Linux que luce como Windows 10

Si seguimos la línea de distros Linux que buscan simular el aspecto de Windows para hacer más sencillo el proceso de transición, inevitablemente encontraremos proyectos bastante avanzados. Uno de ellos es ChaletOS, que gracias a la nueva base LTS de Ubuntu, ahora tiene una nueva versión. Su responsable Dejan Petrovic publicó un pequeño tutorial en el que enseña cómo modificar la apariencia de ChaletOS 16.04 para que se acerque un poco más a lo que ofrece Windows 10 hoy.

Con la nueva edición LTS de Ubuntu suelta en la jungla, muchas otras distros basadas en el sistema operativo de Canonical publicaron versiones actualizadas que incorporan sus mejoras principales. Algunos cambios fueron pequeños, mientras que otros causaron un impacto mucho mayor (nuevo kernel, systemd, y el retiro del Ubuntu Software Center, por ejemplo), pero al final del día es decisión de cada proyecto determinar qué es lo que quiere incorporar, o qué apariencia adoptar. Y hablando de apariencia, apelar a la familiaridad de Windows siempre ha sido un buen truco para sumar más usuarios al mundo Linux. Si bien es cierto que el pingüino puede ser muy caprichoso a veces, no se pierde nada al hacer la prueba, especialmente con recursos como el ya clásico Live USB. Dicho eso, ¿por qué no damos un vistazo al nuevo build de ChaletOS?

ChaletOS
Así se ve el nuevo build de ChaletOS con el pack de iconos para Windows 10

Es obvio que ChaletOS está mucho más «inspirado» en Xubuntu LTS (basado en el entorno XFCE) que en el Ubuntu tradicional con Unity, pero eso no es precisamente lo que nos reúne aquí hoy. Con ajustes mínimos y una descarga adicional, es muy sencillo lograr que ChaletOS 16.04 se parezca a Windows 10. De acuerdo a su responsable Dejan Petrovic, todo lo que debemos hacer es descargar el «Windows 10 Icons Pack», extraer su contenido en una subcarpeta dentro de nuestra carpeta principal (o sea, Home), y cambiar el nombre de esa subcarpeta a «.icons». El punto delante de «icons» hará que la carpeta se oculte automáticamente, y un reinicio debería ser suficiente para aplicar la modificación.

Más allá de la estética, podemos decir que la experiencia general de ChaletOS no se encuentra muy alejada de Xubuntu, aunque en lo personal me sigo inclinando en favor del Xubuntu «intacto» (lo tengo en mi netbook, y habrá pruebas de escritorio más profundas pronto). Lógicamente, esta relación implica que ChaletOS hereda varias de las debilidades de Ubuntu, y para citar un caso, creo que los usuarios de tarjetas AMD no la están pasando bien con el último LTS. ChaletOS viene en 32 y 64 bits, y su descarga flota alrededor de los 1.3 gigabytes.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Miguel

    Gracias, vamos a probarla.

  • Juan Perez

    un asco!, o es linux o es windows… quien querría tener un linux que se parece a windows…. a ver…no da.-
    Uso ambos y cada uno tiene sus beneficios…. depende para que se necesite…

    • Zadock

      Si lees al inicio veras que se habla de hacer mas fácil la transición para los inexpertos, por eso no da asco. Chao sabiondo.