Cómo crear un hotspot Tor con Raspberry Pi 3

Hay que ensuciarse las manos, pero funciona

Después de que los políticos estadounidenses decidieran vender la privacidad de sus ciudadanos al mejor postor, hay dos búsquedas específicas que se dispararon en los motores. Una es sobre los VPN, y la otra es Tor. El acceso a la red Tor en un ordenador individual no es complicado, pero si el objetivo es extender su anonimato a todos los dispositivos de una red local, hay que crear un hotspot antes, y para ese rol existe el Raspberry Pi 3.

Lo que está pasando al otro lado del charco en materia de privacidad es algo estrictamente doméstico. Los principales proveedores de conectividad allí son conocidos por acciones y comportamientos que rozan lo criminal, pero hay grupos de consumidores, asociaciones sin fines de lucro y ciertos políticos que han decidido dar batalla. Minnesota e Illinois votaron en tiempo récord leyes que mantienen las restricciones sobre la venta de información personal, y se espera que más estados sigan el mismo camino pronto. Ahora, lo cierto es que nada impide a otros países tomar una decisión similar. Si el nefasto lobbying coloca suficientes billetes en los bolsillos de los legisladores, el usuario promedio podría quedar expuesto de la noche a la mañana. La forma más sencilla de protegerse es con un VPN, pero cuestan dinero. La otra opción, es la red Tor.

Hay mucho trabajo sobre la consola de por medio…

Si quieres navegar usando la red Tor ahora, todo lo que tienes que hacer es descargar su software de la página oficial, y realizar ciertos ajustes a tus sesiones diarias. Sin embargo, la red Tor puede ser desplegada de modo tal que nuestro tráfico local completo pase por allí. El proceso no es extremadamente complicado, aunque sí tedioso, y requiere hardware adicional. La opción más recomendada es un Raspberry Pi 3, pero cualquier ordenador con conectividad inalámbrica capaz de recibir a Raspbian-Debian-Ubuntu debería funcionar. El primer paso es instalar todo el software en el Raspberry Pi 3, y convertirlo en un hotspot. El artículo original de Lifehacker cuenta con todos los comandos, al igual que el resto de las instrucciones.

… pero una vez terminado, Tor quedará disponible para todos los dispositivos que se conecten con el hotspot.

Si decides hacer esto, debes saber que navegar a través de Tor tiene su precio, y es la velocidad. El acceso Tor es lento por naturaleza, y no hay mucho que hacer de tu lado para corregir esa situación. Su prioridad es la privacidad y el anonimato, el resto puede esperar.

Deja tu voto

9 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 11

Upvotes: 10

Upvotes percentage: 90.909091%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 9.090909%