Cómo construir un gamepad multiconsola inalámbrico

Imagina un gamepad que funcione en la mayoría de las consolas clásicas. Si bien tuvimos mucha suerte con aquellos controles que utilizaban un conector DE9 (también conocido como DB9), después comenzaron a aparecer interfaces propietarias, y la magia de intercambiar controles se perdió. Sin embargo, la tecnología moderna hace que el concepto de un gamepad multiconsola sea posible. Ben Heck llevó a cabo este proyecto en su canal, y el pequeño demonio incluye soporte para Nintendo NES, Super Nintendo, Sega Mega Drive, Sega Master System, y las viejas Atari.

Una de las primeras cosas que me sorprendió del Commodore 64 fue que podía usar en el ordenador los controles que venían con mi clon de Atari 2600 (al que estoy extrañando mucho). La interfaz DE9, que toda la vida llamé «DB9» e imagino que muchos de nuestros lectores también, era muy popular en aquellos días, e incluso supo llegar a la generación de los 16 bits, ya que la Sega Mega Drive-Genesis los adoptó para sus gamepads. Por supuesto, eso no impidió que ciertas compañías apliquen ajustes propietarios sobre la interfaz (el Apple II es un buen ejemplo), y con el paso de los años, el DE9 quedó marginado. Hoy, los entusiastas de la retroinformática luchan con la escasez de partes y la conservación de la «autenticidad» de los sistemas, pero quien realmente quiere jugar con ellos no tendría problemas en usar una «solución universal». Ahí es cuando aparece Ben Heck.

 

Después de estudiar varios proyectos sugeridos por sus fans, Ben y su equipo decidieron trabajar en un gamepad multiconsola, compatible principalmente con las joyas de Sega y Nintendo. Toda la parte inalámbrica estuvo a cargo del popular módulo ESP8266, al que expertos y principiantes por igual están hackeando sin parar. Ben utilizó uno como transmisor dentro del gamepad, que dicho sea de paso registró un alcance impresionante, y otro como receptor, equipado con conectores físicos para las diferentes consolas. La programación de los módulos se hizo con Lua, y la intervención del firmware NodeMCU.

La duración del vídeo es un buen indicio de lo complejo que resultó ser el proyecto. Las diferencias entre el funcionamiento de los gamepads de NES y Super Nintendo, la comprobación de los registros en todos los casos, y el atajo que añadió compatibilidad Sega (en esencia, cortar un gamepad genérico y tomar su ASIC) lo colocan muy por arriba de lo que sería apropiado para novatos, sin olvidar los recursos a los que tiene acceso Ben Heck en su show (osciloscopio, múltiples impresoras 3D, etc.). De todas maneras, el resultado es excelente, y si alguien cree que puede hacer algo similar, nos encantaría verlo.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%