Hellboy

El cine y la tecnología: Prótesis

3 Flares Twitter 3 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Email -- 3 Flares ×

Hoy, en el artículo del cine y la tecnología vamos a hablar de prótesis faciales y máscaras. Con ellas podemos cambiar la apariencia del rostro de un actor para caracterizarlo, por ejemplo, en una bestia mitológica o un zombie.
Haremos un recorrido por grandes películas, que gracias a la tecnología y a los artesanos del cine, han dejado una marca difícil de borrar en nuestras retinas. Terminaremos con “el hombre de las mil caras”, pionero en las técnicas de la caracterización.

Prótesis

Los materiales que se utilizan para realizar una prótesis facial son: el látex, la espuma de látex, la silicona, la cera de modelado y la espuma fría entre otros elementos. Con estos materiales podemos crear prótesis para transformar o adaptar la apariencia externa de un rostro o cabeza.
Para pegar una prótesis en el rostro de un actor se utiliza BetaBond, adhesivo médico, látex líquido o Pros-Aide. (Este último es un adhesivo a base de agua que la industria cinematográfica lleva utilizando por más de 30 años). Luego de pegar la prótesis se emplean cosméticos, pinturas y maquillaje  para completar el efecto.

En la película Hellboy (Guillermo del Toro – 2004), el actor que le dio vida a Hellboy, Ron Perlman, transformó su rostro y cabeza con piezas protésicas de espuma y una gran cantidad de pintura y maquillaje.

El cine y la tecnología: Prótesis

Hellboy

Otro ejemplo de prótesis bastante curiosas son las que utilizaron Gérard Depardieu o José Ferrer al interpretar a Cyrano de Bergerac (José Ferrer en el año 1950 y Gérard Depardieu en el año 1990). Ambos actores sorprendieron en pantalla por el gran tamaño de su apéndice nasal, que gracias a una prótesis muy bien lograda los convirtieron en los grandes narizotas de la historia del cine. Por supuesto sin olvidarnos de Steve Martin en Roxanne (1987) o Danny DeVito en Batman Returns (1992)

Máscaras

El uso de máscaras en el cine ha cumplido dos funciones principales, la primera es esconder identidades  y, la segunda, aterrar al espectador, pues el verdadero terror no es la máscara, sino lo que no vemos detrás de ella. Y el terror psicológico a lo desconocido es, por tanto, el mejor secreto de una máscara (como Jason, Pinhead o Leatherface.)
También las máscaras ocultan la identidad de los superhéroes como Batman o Spiderman u ocultan el rostro de un heredero como ocurre en el film El hombre de la máscara de hierro (1998).

Una de las máscaras más recordadas del cine y que representan a la perfección a un personaje y su mito, es la máscara de Hannibal en El silencio de los corderos (Jonathan Demme – 1991). La máscara representa la celda de la boca del caníbal Haniball Lecter, y su poder de trasmitir miedo la han convertido en una de las más representativas y tenebrosas de la historia del cine.

El cine y la tecnología: Prótesis

Haniball Lecter

V for Vendetta (James McTeigue – 2005). Esta película y su máscara ya son parte de la historia del cine y la mitología popular. Uno de los atractivos del film es que “V” jamás  deja ver el rostro detrás de la máscara.

El cine y la tecnología: Prótesis

V for Vendetta

Pero una de las máscaras más tenebrosas de la historia del cine es la que usaba Vincent Price cuando interpretó al profesor Henry Jarrod en la película House of Wax (André De Toth – 1953). El rostro del profesor Henry Jarrod queda totalmente desfigurado debido a un incendio intencionado en el museo de cera en el cual él trabajaba, por este hecho se transforma en un asesino en serie.

El cine y la tecnología: Prótesis

House of Wax

El hombre de las mil caras

Para terminar el artículo por todo lo alto, vamos a hablar de Lon Chaney un especialista en la transformación de su rostro para interpretar grandes personajes como El jorobado de Notre Dame o El fantasma de la opera entre otras tantas caracterizaciones.
Lon Chaney fue un actor estadounidense que trabajó en grandes películas del cine mudo que resultaron ser grandes éxitos en la taquilla.
Su apodo “el hombre de las mil caras” viene de su habilidad de caracterizar cualquier personaje. El mismo Lon Chaney se ocupaba íntegramente de la creación de cada personaje, gracias a las técnicas de maquillaje y a la creación de piezas protésicas que había aprendido en su paso por el teatro.

Las caracterizaciones de Lon Chaney eran totalmente extremas; por ejemplo en su interpretación de The Penalty (1920)  interpretó a un hombre con sus piernas amputadas. Lon Chaney ató sus piernas a su espalda y realizó la interpretación caminando de rodillas. En la película Nuestra Señora de París o El jorobado de Notre Dame (1923) necesitó 5 horas de maquillaje para caracterizar al jorobado. Y en el film The phantom of the ópera, 1925, colocó alambre en sus fosas nasales para aumentar el tamaño de las mismas. Pero una de sus grandes caracterizaciones fue The Mummy, 1932; para interpretar la momia, Lon Chaney envolvió su cuerpo con unas telas que cubría con cola de pegar y para simular un cuerpo en descomposición se espolvoreaba con Fuller´s Earth.

Lon Chaney fue un pionero del cine gracias en la innovación e investigación  de métodos para caracterizar personajes que aterrorizaban al espectador.

Esperemos que en este artículo del cine y la tecnología, hayas aprendido más sobre los métodos de caracterización de grandes personajes del cine.


  • http://www.neoteo.com/miembro/Rush/ Rush

    Gracias. Por favor no te canses de hacer artículos referente al cine, hay cosas que ya sabia y otras que no pero siempre me da la oportunidad de seguir investigando por mi cuenta y tu me das un punto de partida por donde empezar, bien hecho…