El coche del futuro de BMW combina realidad aumentada y conducción autónoma

Una pregunta recurrente entre los fabricantes de coches es cómo serán las unidades del futuro. Existen muchos aspectos tecnológicos que pueden ser integrados hoy, pero es poco probable que un diseño avanzado logre sobrevivir sin elegancia, eficiencia, e inteligencia. Dudas como esta nos llevan al concepto Vision Next 100 de BMW, un coche pensado para los próximos cien años que presenta elementos como realidad aumentada y conducción autónoma sin barreras ni restricciones.

¿Cómo se prepara un mercado para el próximo siglo? No es una pregunta fácil de procesar, sin embargo, los representantes más importantes saben muy bien que deben tratar de anticiparse al futuro si desean obtener (y mantener) una cierta ventaja sobre sus competidores. En el caso de los coches, los esfuerzos más notables se concentran sobre propulsión eléctrica, conectividad, y conducción autónoma, pero apenas estamos dando los primeros pasos, y la visión «convencional» de los coches aún permanece entre nosotros. Los desarrollos pasados nos han servido bien, y si hay una compañía que entiende eso, es BMW. Durante el día de ayer, el histórico fabricante alemán cumplió cien años, y para festejar este hecho tan especial, decidió extender su visión hacia el futuro otros cien años más, a través de su flamante concepto Vision Next 100.

 

Lógicamente, lo primero que nos atrapa del Vision Next 100 es su «aspecto sci-fi» que nos hace recordar a varias películas, pero la idea esencial detrás de este concepto lleva el nombre de «Alive Geometry». Lo que propone BMW es un intercambio constante de información entre el tablero y el parabrisas, un flujo más dinámico asistido por tecnologías al nivel de la realidad aumentada, y un asistente de inteligencia artificial con forma de orbe llamado «Companion». A estos se suman dos modos de conducción: «Boost» entrega control total sobre el volante (aunque siempre con la ayuda de Alive Geometry), mientras que «Ease» retira al volante del tablero, y coloca al coche en modo autónomo.

Vision Next 100
Apenas un concepto… por ahora. ¿Acaso veremos algo así en las calles?

Un concepto avanzado sin lugar a dudas… tal vez demasiado. Los métodos y materiales de construcción representan un gran desafío, y al parecer estamos a unos 30 años del primer prototipo viable. Algo similar sucede con el parabrisas-pantalla de realidad aumentada. El siguiente salto evolutivo depende de las pantallas OLED, y esa tecnología tiene varios bordes filosos por eliminar. Hasta entonces, soñemos.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%