El hongo que convierte a las hormigas en zombies (Galería)

Aún más terrorífico que el control mental

Cordyceps unilateralis ha saltado a la fama como «el parásito que zombifica hormigas», y la propia Web se encargó de distribuir cientos de imágenes en las que vemos a hormigas completamente esclavizadas y controladas por un monstruoso hongo que les sale de la cabeza. En un principio se creyó que el hongo ejercía alguna clase de control mental directo sobre la hormiga, sin embargo, un nuevo estudio publicado por las universidades de Pennsylvania y Notre Dame indica que el hongo deja al cerebro de la hormiga intacto, y se comporta más como un «marionetista»…

Existen diferentes tipos de parasitismo, y algunos son mucho más escalofriantes que otros. Entre las variantes livianas podemos encontrar al parasitismo de puesta, en el que ciertas aves básicamente «roban nidos» y dejan la crianza de su descendencia a cargo de otras especies. Pero después hay casos como los de Cymothoa exigua, un isópodo que se adhiere a la lengua de los peces y la reemplaza por completo, las avispas parasitoides (muy apreciadas en el control de plagas) que inyectan sus huevos en otros insectos… y nuestro «amigo» el hongo, Cordyceps unilateralis.

El proceso de crecimiento del hongo es escalofriante

Una vez que este hongo toma el control de una hormiga (que en general pertenece a la tribu Camponotini, la obliga a abandonar su hogar y fijarse permanentemente en la superficie de una hoja. A partir de allí, todo lo que hace el hongo es crecer hasta que atraviesa la cabeza de la hormiga, y alcanza las condiciones necesarias para liberar sus esporas, repitiendo el ciclo. El proceso completo puede tomar diez días, y lo cierto es que tiene fascinados a los científicos, no sólo por su potencial medicinal, sino también porque desean saber con exactitud cómo trabaja el hongo. Debido a su crecimiento en la cabeza de la hormiga, Cordyceps unilateralis fue identificado en varias oportunidades «el parásito cerebral»… pero no sería tan así.

Un nuevo estudio publicado por investigadores de las universidades de Pennsylvania y Notre Dame combinó el poder de los microscopios electrónicos, visualización tridimensional, inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas, estableciendo que Cordyceps unilateralis deja el cerebro de la hormiga virtualmente intacto, y controla las acciones de su anfitrión infiltrando fibras musculares. En otras palabras, es «un hongo con traje de hormiga», que manipula a su víctima de forma periférica.

El cerebro permanece intacto… a pesar de lo que sugieren las fotos

Aún así, este descubrimiento genera más preguntas que respuestas. ¿Por qué el hongo no interviene en el cerebro de la hormiga? ¿Acaso lo afecta con su química, o es suficiente con invadir cada músculo y cada miembro de su cuerpo? Los responsables del estudio tienen una hipótesis, y es que Cordyceps unilateralis necesita viva a la hormiga para desplazarse hasta su lugar definitivo. Otra posibilidad es que el hongo requiere de cierto «poder computacional» proveniente del cerebro. El punto es que la hormiga zombie no es del todo zombie, y el parásito cerebral no funciona de ese modo. En lo personal me siento mucho más incómodo ahora, sabiendo que la hormiga no es un zombie inconsciente, sino que es invadida y conquistada a nivel muscular. Dicho eso, vamos con tu combustible para pesadillas. ¡Imágenes!

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

Deja tu voto

8 points
Upvote Downvote

Total votes: 14

Upvotes: 11

Upvotes percentage: 78.571429%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 21.428571%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *