El nuevo Bill Gates

El nuevo Bill Gates

86 Flares Twitter 77 Facebook 0 Google+ 9 Pin It Share 0 Email -- 86 Flares ×

William Henry "Bill" Gates es un hombre rico, muy rico. Para que te hagas una idea, su fortuna estimada es de unos 65 mil millones en dólares, algo que en comparación es igual al PBI anual de Ecuador. Los orígenes de este dinero son archiconocidos por todos y Gates es bastante consciente sobre lo que implica ser tan poderoso. Por esta razón dice que no encuentra un uso personal para su dinero y casi todo lo que tiene lo invertirá en acciones filantrópicas y humanitarias, como intentar erradicar la enfermedad de la polio. El nuevo Bill Gates ya nos cae un poco mejor.

La segunda persona más rica del mundo es Bill Gates, ese mismo que dejó la universidad para trabajar en un sistema operativo en el garaje de su hogar. Fundador y dueño de Microsoft, Gates no ha dejado de sumar dinero a sus arcas a causa de su genio mercantil irreprochable. Aún con sus ideas y formas de desarrollar productos que tantas personas odian, desde mucho antes de juntar 65 mil millones de dólares, Bill Gates reconoció que tenía el poder y la voluntad para devolverle al mundo parte de lo que este le ha dado a él, por lo que sus actividades filantrópicas son ampliamente conocidas, habiendo cedido 28 mil millones de su fortuna para causas humanitarias. Sin embargo, Gates no parece conformarse con lo hecho y quiere ir más allá, pues ya no encuentra un uso personal para su dinero y quiere ponerlo a trabajar en cuestiones más importantes que agrandar sus mansiones y comprar nuevos coches.

Recientemente le hicieron una entrevista y Bill Gates dijo que “el dinero no tiene una utilidad para mí más allá de cierto punto. Su utilidad es construir una organización y conseguir los recursos para los más pobres del mundo”. Claramente, formar parte de la revolución de la informática y proyectar el uso del ordenador personal en la vida cotidiana no fue lo suficientemente significativo para este hombre, pues ahora necesita una misión diferente. Esta misión es la erradicación de la enfermedad que azota África: la polio. Lo dicho no queda sólo en palabras, pues por más que a nuestros lectores les guste o no, este archi millonario y su esposa Melinda ya cedieron 28 mil millones de dólares a obras de caridad, de los cuales 8 mil millones fueron destinados al desarrollo de la salud global.

Sobre su acercamiento tardío a la heroicidad sanitaria, Bill Gates mencionó lo siguiente: “Cuando estaba en mis 40, Microsoft era mi actividad principal. El gran cambio para mí fue cuando me decidí a hacer de  la fundación mi propósito principal. Fue un gran cambio, aunque hay más cosas en común entre las dos actividades de lo que podrías pensar; reuniones con científicos, retos difíciles y personas que son escépticas sobre la posibilidad que tienes de hacer las cosas” Para convencer más, completó diciendo “mi trabajo a tiempo completo para el resto de mi vida va a ser la fundación” Evidentemente, el nuevo Bill Gates está convencido de que Microsoft fue la preparación y fuente de recursos para poder encargarse de esto que hace ahora, y dice que la polio es algo que van a poder erradicar si las cosas siguen saliendo bien y las vacunas llegan a tiempo al 90% de los niños. Para los próximos seis años, la fundación de Melinda y Bill gastará 1.6 mil millones de dólares en este proyecto.

Gates, que no tuvo ni tiene problemas en mantener ciertos monopolios y en arrasar patentes y mercados, tiene un lado humanitario cada vez más grande y parece querer redimirse luego de lo tacaño que fue en los 90’. Bienvenido sea.


Avatar de Nico Varonas
Autor: Nico Varonas