El experimento del molino de agua que carga móviles

Muchas personas interesadas en la electrónica se preguntan por dónde empezar, pero es probable que no se refieran tanto a lo «teórico», sino a qué adoptar como proyecto inicial. No tiene que ser nada complejo ni extravagante. De hecho, esos primeros proyectos también cargan con el potencial de atraer a los más pequeños de la casa, y así descubrimos a este molino de agua fabricado con platos descartables y botellas de agua, que brinda la energía suficiente para restaurar la batería de un smartphone, o encender un grupo de luces LED.

He recibido múltiples choques eléctricos y quemaduras con el soldador, grité de frustración al ver que un circuito no funciona, y observé varias fuentes de alimentación terminar en órbita, pero no busco engañar a nadie aquí: Esa es mi torpeza en acción, y parte de mi (extraordinariamente largo) proceso de aprendizaje. La cantidad de información disponible en la Web es gigantesca, y los conceptos básicos que se necesitan para comenzar a experimentar no son tan complejos, sin embargo, es la práctica en donde encontramos dedos quemados y componentes humeantes. Pequeños pasos, proyectos sencillos, varias versiones de un mismo experimento… todo eso suma a nuestro conocimiento general. ¿Buscas algo de inspiración? Si la respuesta es afirmativa, ¿qué te parece un molino de agua?

 

Sí, un molino de agua. Uno de los métodos más antiguos y efectivos para obtener energía, pero lo que nos permite hacer este experimento no es cortar madera o procesar granos, sino recargar un smartphone. En uno de los últimos vídeos publicados por Thomas Kim, quien acumula 60 millones de reproducciones, observamos a un molino de agua fabricado con botellas de plástico y platos descartables, que fue conectado a un pequeño motor trifásico. Un simple circuito de rectificación, un capacitor, y lo que parece ser un regulador de voltaje (voy a asumir un 7805), se encargan de brindar los cinco voltios con el amperaje necesario para que su iPhone tome carga. En la segunda mitad del experimento logra encender un grupo de luces LED, y el voltaje es de unos diez voltios.

 

Lamentablemente, el vídeo no tiene instrucciones más profundas, pero es necesario destacar que no es obligatorio seguirlo al pie de la letra. El motor no tiene por qué ser trifásico, y siendo honestos, el molino de agua puede ser reemplazado con cualquier otra cosa. En el mismo canal encontramos otro cargador de smartphones (el segundo vídeo) donde utiliza una bicicleta (allí se ve más de cerca el diseño del circuito para hacerlo compatible con el iPhone). La mejor parte es que la mayoría de los componentes son reciclados/extraídos de otros dispositivos, como impresoras y escáneres. El fin de semana se acerca, ¡no dejes de hacer la prueba!

Deja tu voto

-2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 3

Upvotes percentage: 37.500000%

Downvotes: 5

Downvotes percentage: 62.500000%

  • BestmanPi

    Todos los experimentos están muy bien para aprender y demuestran curiosidad e ingenio por parte del que los realiza, por ese motivo no menosprecio el invento, pero ese aparato ya existe de forma comercial.

    https://www.youtube.com/watch?v=O0S5v7GWsok

    • Luciano

      Bueno, venimos sacando energía del agua hace miles de años. No creo que el autor se arrogue la invención. Sobre todo por lo sencillo de su sistema. Además, es un ejemplo de DIY, y no una publicidad de ningún producto.

    • Hugo Aldazoro

      Este es un kickstarter, lo compraria si lo veo en una tienda pero me gusta mas el modelo de noria.

  • juancho

    tanto pedo para cargar todos los materiales , armarlos y soldarlos, para que al final sea mas rentable un cargador solar 😛

  • DSarkissian

    “… conectado a un pequeño motor trifásico”

    Habría que aclarar que es un motor paso-a-paso, presumiblemente con imán permanente. De otra forma no podría funcionar como generador sin contar con una fuente de alimentación externa.