FlexShapeGripper: Brazo robótico con «lengua de camaleón» que agarra lo que sea

Todos los diseños de brazos robóticos que hemos visto en el pasado poseen alguna limitación. Aquellos que imitan de manera más precisa a un brazo humano son los que usualmente logran sobresalir, pero en esta oportunidad, el FlexShapeGripper de Festo nos deja con la boca abierta. Inspirado en la lengua de un camaleón, su punta de silicona puede tomar lo que sea, independientemente de su tamaño y fragilidad.

Imagina por un momento a cualquier línea de producción. Una vez que se han programado los movimientos y se determinaron las dimensiones de cada pieza, un brazo robótico no debería tener mayores inconvenientes a la hora de tomar componentes y colocarlos en el lugar correcto a alta velocidad. Es, en términos sencillos, un baile de robots con perfecta coordinación y sincronización. Ahora, los problemas surgen cuando estos robots necesitan adaptarse. Lo cierto es que en general no pueden hacerlo, llevando a reemplazos específicos y un costo mayor. Sin embargo, la gente de Festo, compañía a la que conocemos muy bien por sus extraordinarios animales robóticos, tiene como respuesta al FlexShapeGripper.

 

Comencemos por lo obvio: FlexShapeGripper es excelente. Una vez más, es la naturaleza quien sirve como fuente de inspiración para el desarrollo de este brazo, más específicamente, la lengua de un camaleón. FlexShapeGripper funciona gracias a una punta de silicona muy flexible compuesta por dos cámaras, una interna con aire comprimido, y otra externa repleta de agua. Cuando la punta de silicona toca el objeto que se desea recoger, el brazo robótico activa un pistón que retira el aire comprimido de la cámara interior, obligando a la cámara externa a «envolverse» alrededor del objeto, generando así un agarre más firme y a la vez gentil. Una vez que el objeto está en su poder, FlexShapeGripper no necesita añadir energía para sostenerlo, y la fricción natural de la silicona aporta una mayor estabilidad.

Llaves, gafas, tazas de café, bolillas pulidas de metal, smartphones, cables, tuercas, y hasta un maní caen bajo el poder del brazo FlexShapeGripper. No es muy difícil imaginar a este brazo en fábricas y laboratorios, pero si conocemos bien a la gente de Festo, lo más probable es que puedan cambiar la escala del mismo, adaptándolo a otros entornos. Lamentablemente, su página oficial no dice nada en cuanto al precio…

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

One Comment

Deja una respuesta
  1. Muy bueno el FlexShapeGripper, agarra casi caualquier cosa (el casi es porque algo no debe agarrar, me imagino renegando con una esponja de lavar platos) a ese “casi todo”, si yo fuera el de la idea, le empezaria a desarrollar una manera de USAR la herramienta o el objeto que toma. Muy buena idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *