GeForce GTX 1080 Ti: Más económica que Titan X, y también más rápida

La nueva serie 10 de tarjetas Nvidia GeForce ha sido muy bien recibida por los jugadores debido a la sólida relación entre precio y rendimiento que encontramos en sus modelos. Aún así, los rumores sobre el lanzamiento de la GeForce GTX 1080 Ti comenzaron a acumularse. El inminente debut de los GPU AMD Vega perfila a la GeForce GTX 1080 Ti como una especie de ataque preventivo por parte de Nvidia, y la clave es ofrecer un hardware muy similar al de la Titan X, con un precio más bajo.

La competencia se puede sentir en el aire. El hardware disponible es cada vez más atractivo, y en cuestión de meses los precios caen a pedazos. Por supuesto, los fabricantes siempre creen que eso es una pesadilla, pero quien paga los platos rotos es el consumidor. Sólo se necesitaron un par de benchmarks filtrados de AMD Ryzen para comprobar el estancamiento de Intel en materia de rendimiento. Afortunadamente, el mercado de las tarjetas gráficas se mueve a otro ritmo, y los intercambios entre Nvidia y AMD son mucho más interesantes. El gigante verde de Santa Clara logró mantener cierta ventaja gracias a su serie 10, y en especial a la GeForce GTX 1060, un lobo disfrazado de oveja que no supera los 230 euros. Sin embargo, los rumores sobre una GeForce GTX 1080 Ti no tardaron en alcanzar masa crítica. Quien no llegó a comprar la 1080 original y planea hacer la inversión pronto, tal vez quiera leer esto antes.

Prácticamente una Titan X, a un precio mucho más accesible

Básicamente, lo que está haciendo Nvidia aquí es entregar una versión «reducida» de la Titan X, y lo coloco entre comillas porque las diferencias no son tan grandes. La GeForce GTX 1080 Ti trae 11 GB de RAM en GDDR5X, un bus de 352 bits, y 88 pipelines, contra los 12 GB / 384 bits / 96 pipelines de la Titan X. Tal y como ha sucedido en modelos previos, la estrategia de Nvidia es compensar esos cambios de hardware usando frecuencias más elevadas, y en la gran mayoría de los casos, debería ser suficiente para que la 1080 Ti quede por arriba de la Titan X (que dicho sea de paso, vale 1.200 dólares). Aunque el TDP se mantiene intacto en 250 vatios, Nvidia decidió eliminar el conector DVI en la 1080 Ti para optimizar su ventilación (la tarjeta incluye un adaptador de DisplayPort a DVI).

Otro detalle importante a destacar es que la GeForce GTX 1080 Ti llegará a las estanterías con el mismo diseño de las tarjetas Founders Edition, lo que nos lleva directamente a su precio: 699 dólares, el viejo lugar de la «1080 Founders Edition» original. ¿Qué va a pasar con el hardware previo? Un recorte de precios. La escala queda del siguiente modo: 699 dólares por la 1080 Ti, 549 dólares por la 1080 Founders Edition, y 499 dólares por la 1080 estándar. A esto se suma la confirmación por parte de Nvidia que los OEM tendrán la posibilidad de vender las tarjetas con «overclocking de fábrica», o sea que vamos a ver un desarrollo de precios muy activo. La Nvidia GeForce GTX 1080 Ti debuta el 10 de marzo.

Deja tu voto

8 points
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 8

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%