Guevara: El Che Guevara y Fidel Castro contra la dictadura de Batista, en un juego de disparos para Nintendo NES

Es posible que la revolución no sea televisada, pero definitivamente alguien la tuvo que programar, porque aquí está, en forma de juego de NES.

Che Guevara, el médico argentino que fuera uno de los líderes de la Revolución Cubana, no es un extraño en el mundo de los videojuegos. ¡Más bien todo lo contrario! ¡Si hasta tiene un juego bautizado con su apellido y que lo muestra luchando contra los ejércitos de Batista, acompañado por Fidel Castro en modo para dos jugadores! ¡Y todo al mejor estilo 8-bits!

Guevara es un juego de disparos en vista cenital y desplazamiento vertical. Idéntico a Ikari Warriors, pero mucho mejor.

Guevara es toda una rareza. Es un juego japonés de disparos desarrollado por SNK, que salió originalmente para recreativas en 1987 y que tuvo adaptaciones para la mayoría de las consolas y ordenadores de la época, incluyendo una muy divertida para Nintendo NES. A primera vista, Guevara es un clon de Ikari Warriors, juego también desarrollado por SNK, con la diferencia de que basa su acción en la Revolución Cubana, en su intento de derrocar la Dictadura de Fulgencio Batista, permitiéndonos jugar con dos personajes únicos e irrepetibles: Ernesto “Che” Guevara (en modo un jugador) y Fidel Castro (como “Player 2”, en caso de jugar con un amigo).

Liberando Cuba en 8 bits

Guevara es un juego muy divertido, pero es posible que no lo hayas jugado. Al menos, no en su versión original. Es que al ser exportado, Guevara salió de Japón con otro nombre, menos “ofensivo” para la sensibilidad occidental: Guerrilla War. El cambio sucedió por una de esas cosas de la “localización de productos”. En Japón, las relaciones entre Estados Unidos y Cuba no eran un asunto que fuera de importancia y los héroes revolucionarios hacían buenos protagonistas para un videojuego. Pero esto es 1987 y Ronald Reagan estaba en la presidencia de los Estados Unidos.

Guevara (izquierda) y Guerrilla War (derecha)

Y para que el sentimiento anti-comunista que dominaba USA no boicoteara las ventas del juego, SNK no tuvo ningún problema es auto-censurarse y sacar toda referencia al Che Guevara, a Fidel Castro y a la Dictadura de Fulgencio Batista en Cuba. Los cambios son grandes, pero solo los sufren los textos que cuentan la historia (y los nombres de los personajes). La foto del Che, que aparece al comienzo del juego, sigue saliendo, pero sin nombrarlo.

Guevara (izquierda), con los nombres Guevara y Castro en la pantalla de Game Over. Guerrilla War (derecha), se refiere a los jugadores tan solo como “Player 1” y “Player 2”.

Guevara, el juego original japonés, es muy específico en sus referencias históricas. Nos ubica en 1956, plena revolución cubana y nos enfrenta contra los ejércitos del dictador Fulgencio Bastista. Sin medias tintas. Por el contrario, en Guerrilla War la acción sucede en un mundo de fantasía, donde un “rey tirano” domina cruelmente a un país (con la misma forma que Cuba, ¡pero que no es Cuba!).

La historia de Guevara (que nos situa en 1956) a la izquierda y la historial ficcional de Guerrilla War a la derecha.

El juego en sí es muy bueno. Y aunque tuvo versiones para muchísimos sistemas, la mejor por lejor es la de Nintendo NES. La acción es super frenética, se puede jugar de a dos y tiene “continues” infinitos. ¡Y menos mal! Porque es un juego muy difícil. Aparecen soldados disparando o tirando granadas por todos lados, helicópteros que salen de la nada, tipos con bazookas y varios jefes de final de nivel (Fulgencio Batista incluido, tirando granadas desde el Palacio Presidencial).

En el medio de todo el caos y la acción, en el camino te encontrarás con prisioneros de guerra atados a un palo. Si los rescatas, ganas un montón de puntos. Pero mueren si les disparas (y pierdes puntos). Así que ten cuidado, ¡porque son muy fáciles de matar! Siempre están en el camino de las balas, los enemigos los usan como escudos y son un blanco bastante grande. Inevitablemente te llevarás a unos cuantos a la tumba, pero no te sientas tan mal.¡Todo sea por una causa mayor!

La publicidad original de Guevara

Lo mejor de todo es que Guevara no es una pieza de museo. Es un juegazo y lo puedes disfrutar ya mismo, solo o acompañado de Fidel Castro. Aquí puedes descargar un paquete con los ROM tanto de Guevara como de Guerrilla War, por si te interesa conocer la localización. Tan solo necesitas un emulador como Nestopia, para ejecutarlo. ¡Y que viva la revolución!

Deja tu voto

18 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 22

Upvotes: 20

Upvotes percentage: 90.909091%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 9.090909%

  • tomas

    Este juego lo jugaba con mi hermano y mi vieja en la family. Era lo mas.