Heat Map Microwave: Un microondas con visión termográfica

Típica situación que involucra a un microondas: 30 segundos, la sopa está fría. Otros 30 segundos, la sopa sigue fría. 30 segundos más, y te has quemado vivo. El microondas es algo maravilloso, pero no adoptó ningún concepto tecnológico avanzado en las últimas décadas. Heat Map Microwave es una iniciativa que busca reunir apoyo y medir el interés sobre un microondas con visión termográfica incorporada, que nos permita comprobar con comodidad si nuestras comidas y bebidas están calientes o no.

Algunas personas no pueden imaginar sus vidas sin la presencia de ciertos accesorios o dispositivos. En mi caso, una de las cosas que encaja con esa descripción es el horno de microondas. Desde su humilde llegada en una sencilla caja de cartón ha respondido con determinación a cada desafío que le he arrojado, incluyendo platos espontáneos de fideos a las cuatro de la mañana, cantidades significativas de hamburguesas y la vital taza de té en invierno. Me siento en deuda con su inventor original Percy Spencer, y con la gente de Raytheon que vio su potencial comercial. Sin embargo, si estudiamos modelos previos de microondas, veremos que no han cambiado en gran medida. Algunas compañías incorporaron sistemas de convección y luces infrarrojas para acelerar el proceso de cocción, pero no más que eso. La adopción de controles digitales fue tan natural como en otros dispositivos, y desde cierto punto de vista parece haber quedado congelado en el tiempo frente a otros accesorios de cocina.

 

Mark Rober propone actualizar al microondas con su iniciativa Heat Map Microwave. En realidad no está planeando ningún rediseño radical, sino añadir una pieza de tecnología que mejoró y bajó mucho de precio en los últimos años: Visión termográfica. Una cámara colocada en la parte superior o a los lados del microondas debería ser suficiente para generar un reporte visual preciso sobre aquello que estamos calentando. La puerta del microondas podría sumar una pantalla LCD que reproduzca el feedback de la cámara, y como alternativa, Rober también ha pensado en extender la señal de la cámara y los controles del microondas a un dispositivo móvil, convirtiendo a nuestro smartphone en una especie de mando a distancia.

Heat Map Microwave es apenas un concepto, no ha iniciado ninguna campaña de crowdfunding, ni Rober está pidiendo dinero. Lo único que busca es sumar interesados, hacer llegar su vídeo lo más lejos posible, y demostrar que existe una demanda legítima para un microondas con estas características. Hasta ahora lleva poco más de 35 mil firmas, tal vez insuficientes si se desea crear un producto desde cero, pero debemos concederle el hecho de que no es una mala idea. ¿Alguien más está listo para convertir a su microondas en el Depredador? Porque yo sí.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Julio Cesar

    Creo que es una tremenda idea, pero por el contrario deberíamos ya haber diseñado una máquina que haga exactamente lo opuesto, que quite calor y congele a la misma velocidad que incrementa el calor el microware.