Human Ignition: Realidad aumentada y coches inteligentes en la Fórmula 1

Los coches de Fórmula 1 son una de las mayores expresiones de tecnología aplicada al automovilismo. La velocidad de los avances es tan alta, que cada mejora apenas dura una temporada. Con eso en mente, ¿cómo sería la Fórmula 1 del futuro? El documental Human Ignition busca responder esa pregunta, y entre sus visiones aparecen la realidad aumentada, coches que respiran, y pistas inteligentes.

Aunque sólo se han llevado a cabo cinco carreras, todo parece indicar que Mercedes será indestructible esta temporada en la Fórmula 1. Más allá de la habilidad de sus pilotos, si la diferencia de rendimiento entre los coches de Mercedes y el resto de los equipos demuestra ser demasiado amplia, lo más probable es que se realicen modificaciones en el reglamento del próximo año (ya se confirmó la prohibición de mantas térmicas para los neumáticos). El avance tecnológico es constante, y una nueva idea puede encontrar una fisura entre las reglas, otorgando una ventaja definitiva. Un coche con tres o cuatro temporadas de edad no deja de ser una maravillosa obra de ingeniería, pero se comportaría como una carroza de ser enfrentado a los nuevos ejemplares que hoy toman las pistas.

 

Avancemos apenas ocho años en el futuro. No parece ser tanto tiempo sobre el calendario, pero bajo los parámetros de la Fórmula 1 deberíamos esperar una categoría completamente diferente a la que vemos hoy. Una parte de esos posibles cambios son explorados en el documental Human Ignition, preparado por el Equipo Lotus y la marca de bebida energizante Burn. Uno de los primeros conceptos es el de realidad aumentada sobre los cascos de los pilotos para indicar el flujo del aire alrededor de su vehículo, y aprovechar mejor el “vacío” que generan sus oponentes. Un poco más extrema es la idea de las pistas inteligentes, con diferentes secciones de césped que se adaptan al paso de los coches.

Sin embargo, creo que la idea más interesante es la de los coches con geometría variable, o dicho de otro modo, coches que respiran. Antes de ingresar a una curva, un coche acumularía aire en sus pulmones artificiales, expulsando el contenido en el momento indicado para ganar más velocidad a la salida. Al mismo tiempo, ese aire acumulado podría ser transformado en una especie de arma defensiva, “ensuciando” el vacío que el coche posee en su parte trasera, y perjudicando el rendimiento de los rivales. Los tres episodios del documental están disponibles sin cargo a través de YouTube, y no te quitarán más de media hora. Si eres uno de los millones de fans que disfruta de la Fórmula 1, no estaría mal que veas más de cerca a uno de sus teóricos futuros.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *