ImplicitCAD: CAD programático para impresiones en 3D

Existen muchos programas y modelos allá afuera que pueden ser utilizados directamente en una impresora 3D sin escribir ni una sola línea de código… sin embargo, si el plan de fondo es hacer nuestros propios objetos con parámetros más específicos, inevitablemente hay que cruzar espadas con herramientas avanzadas. Muchos ven a OpenSCAD como una especie de estándar para estos casos, pero ImplicitCAD se presenta a sí mismo con una interesante alternativa.

En lo personal siempre trato de hacer recomendaciones orientadas a usuarios principiantes, pero lo cierto es que nadie se queda en esa posición por mucho tiempo. Esto es particularmente cierto en la impresión 3D. Algunos modelos de impresoras y su software dedicado tratan de simplificar todo lo que se pueda al proceso, sacrificando flexibilidad. No tengo ninguna dudas de que esa estrategia ayuda a una enorme cantidad de usuarios, aunque al final del día, se convierte en un problema. La impresión 3D alcanza su máximo potencial cuando no se encuentra limitada, y una vez que ingresamos a ese territorio especial de objetos personalizados y medidas extrañas, la «creación visual» debe dejar su lugar a un recurso como es el CAD programático. Hasta el propio término resulta intimidante, pero el proyecto ImplicitCAD quiere cambiar eso un poco.

ImplicitCAD
Algunas de las muestras disponibles en la página de ImplicitCAD

¿Cómo podemos describir a ImplicitCAD? Desde todo punto de vista es un lenguaje de programación, con la diferencia de que el resultado no es un binario, sino un objeto listo para ser impreso en 3D. Su desarrollo comenzó en el año 2012, es completamente open source, y su página oficial posee varias muestras de lo que puede hacer. Visualizar el código y el objeto renderizado a un lado no es ninguna novedad, pero es el perfil «online» lo que más llama la atención. Una vez terminado el objeto, existe la posibilidad de descargarlo en formato STL, OBJ, SVG y G-Code.

¿Tiene problemas? Varios, de hecho. En primer lugar, su código no ha recibido ninguna actualización desde el mes de enero. Después descubrimos que la instalación local es bastante complicada, y tiene varias dependencias si el plan es trabajar fuera de Linux. Finalmente, el renderizado en línea de los objetos no parece estar funcionando (se queda «on hold», y nunca entrega resultados). El potencial de ImplicitCAD es grande a pesar de la presencia de alternativas muy poderosas como OpenSCAD, y si te consideras un usuario avanzado en el mundo de la impresión 3D, ¿por qué no probarlo? Una vez que elimine sus bordes filosos, claro está.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%