Intel anunció a sus nuevos procesadores Coffee Lake

A principios de agosto compartimos los primeros detalles técnicos filtrados sobre los procesadores Core i7-8700K y Core i7-8700, ambos bajo el ala de la arquitectura Coffee Lake. El plan de Santa Clara no es otro más que colocarse al mismo nivel de AMD, ofreciendo un número similar de núcleos e hilos, combinados con el IPC superior de su silicio. El tiempo para los rumores se ha terminado, e Intel no solo confirmó a los Core i7, sino que también hizo lo mismo con los Core i5 y Core i3, que ahora entregarán seis y cuatro núcleos reales respectivamente.

Aún queda mucha tela para cortar en el mercado de los procesadores. Los chips Ryzen colocaron el tablero en órbita de una patada, y se han ganado la lealtad de sus usuarios a puro núcleo. Otro detalle crítico es que la plataforma AM4 será soportada hasta el año 2020, por lo tanto, las posibilidades de actualización son muy sólidas allí. Ahora, ¿cuál fue la respuesta de Intel? En realidad, sus primeros esfuerzos estuvieron dirigidos a contener el avance de Threadripper, y la opinión general es que fueron un fracaso, ya que AMD ofrece el 80 por ciento del rendimiento a mitad de precio. Ahora es el turno de los modelos «mainstream», reforzados con la nueva arquitectura Coffee Lake.

Fin de los rumores: Esta es la nueva flota de Intel

El anuncio incluye seis modelos diferentes. Dos de ellos ya son conocidos, los Core i7-8700K y Core i7-8700, pero hoy se suman los Core i5-8600K, Core i5-8400, Core i3-8350K y Core i3-8100. Tal y como lo habíamos anticipado, los Core i3 pasan a integrar el club de los cuatro núcleos, con frecuencias de 3.6 GHz en el caso del i3-8100, y unos nada despreciables 4.0 GHz para el i3-8350K, que además es compatible con overclocking. Del mismo modo, los nuevos Core i5 serán 6C/6T, con 2.8/4.0 GHz en el Core i5-8400, y 3.6/4.3 GHz sobre el i5-8600K. Los TDP se dividen en 65 o 95 vatios, con la excepción del 8350K que reporta 91 W.

Si hay una mancha negra en el expediente de los procesadores Coffee Lake, es que demandarán una nueva placa base basada en el chipset Z370, a pesar de que mantienen el mismo zócalo. Los chipsets de las series 100 y 200 no son compatibles con este silicio (los núcleos extra requieren optimizaciones en la distribución de energía), aunque algo me dice que vamos a ver uno o dos experimentos al respecto. ¿Precios? 117 y 168 dólares para los i3, 182 y 257 dólares por los i5, y 303 o 359 dólares si buscamos un i7. Disponibles a partir del 5 de octubre.

Deja tu voto

7 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 7

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%