Joven embarazada mata a su novio grabando un temerario vídeo para YouTube

La locura por la fama en Internet se cobra una nueva vida

Al igual que otros tantos youtubers, Monalisa Pérez de 19 años y Pedro Ruiz III de 22 estaban obsesionados con sumar más seguidores a su canal. Después de algunas bromas ligeras y acciones de riesgo en vídeos previos, Ruiz tuvo la idea de filmar a su novia mientras ella le disparaba en el pecho, usando un libro grueso como única protección. El truco salió horriblemente mal, y acabó con la vida del joven. Pérez fue liberada bajo fianza, pero deberá enfrentar cargos de homicidio culposo en segundo grado, cuya pena máxima es de diez años.

El canal de YouTube llamado «La MonaLisa» posee 18 vídeos. El primer corto fue cargado a principios de mayo, y las reproducciones totales eran muy pocas, pero algunas semanas después Monalisa Pérez y su novio Pedro Ruiz III decidieron tomar un atajo a la fama, con terribles consecuencias. A través de Twitter, Pérez advirtió que iban a filmar «uno de los vídeos más peligrosos jamás hechos», y que no era idea de ella, sino de su novio. El vídeo consistió en Pérez abriendo fuego con un arma Desert Eagle de calibre .50 sobre el pecho de Ruiz a una distancia de treinta centímetros, usando como única protección una enciclopedia de aproximadamente cuatro centímetros de espesor, con tapa dura. De acuerdo a la información disponible, cerca de treinta vecinos se presentaron a ver la filmación en la noche del lunes.

El tweet con el que Pérez anticipó la filmación del fatal vídeo

Las autoridades detuvieron a Pérez en un principio bajo el cargo de descarga negligente de un arma de fuego, y en la mañana del miércoles, los fiscales elevaron su situación a homicidio en segundo grado («second-degree manslaughter», identificado incorrectamente por otros medios como asesinato). Pérez declaró durante su interrogatorio que Ruiz llevaba un largo tiempo tratando de convencerla para que dispare el arma, e incluso llegó a enseñarle un libro con una bala incrustada, al que le había disparado con anterioridad. La policía encontró dos cámaras con grabaciones del disparo en el allanamiento al hogar de Pérez, y se confirmó que no serán liberadas a la prensa.

Datos adicionales revelan que Ruiz era el dueño registrado del arma utilizada. Pérez quedó en libertad tras el pago de una fianza de 7.000 dólares, pero deberá regresar a la corte en más de una oportunidad. Bajo la ley del estado de Minnesota (la pareja residía en Halstad, con una población de 600 habitantes), el homicidio en segundo grado carga con una pena máxima de diez años en prisión, una multa de hasta 20 mil dólares, o ambas a la vez. Monalisa Pérez tiene una hija de tres años, y está embarazada de siete meses. Ruiz era el padre de ambos niños.

Deja tu voto

3 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 5

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 80.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 20.000000%