Juegos Online de la Semana (24/11/11)

¡Vamos que ya es jueves y si no juegas se te pudre el cerebro! ¡Y en NeoTeo no queremos que se te pudra el cerebro! Por eso, ven, ven a jugar. Esta semana: la secuela del clásico Donkey Kong, uno de carreras a la vieja escuela, una carrera contra tu nemesis, naves espaciales DJ y un día de furia en la carretera. ¡Rápido! ¿O quieres que se te pudra el cerebro?

Donkey Kong 2: ¿Hacía falta una secuela del clásico Donkey Kong? Probablemente no, ¡pero sí que es bienvenida! Donkey Kong 2 es un simple juego flash, pero cuyo diseño sigue los lineamientos de aquel de los años 80s, y presenta cuatro nuevos niveles que bien podrían haber sido incluidos en el original. La faena es la de siempre: rescata a Pauline (Peach todavía no existía) y vence al temible Donkey Kong, el mono gigante por el cual Nintendo y Universal fueron a juicio. ¡Pero esa es otra historia!

Nuevo juego, niveles clásicos

Shut Up and Drive 2: ¿Recuerdas esos juegos de carreras en los que recorrías la campiña, a toda velocidad, rogando que te alcancen los segundos para llegar a la meta? Bueno, este es algo así. Como Out Run, pero sin la chica. Por alguna razón, los escenarios son postapocalípticos, pero… Bah, ¡cállate y conduce!

Carreras en el postapocalipsis

Armed With Wings – Culmination: Seguro que vienes siguiendo esta serie desde el primer Armed With Wings, y conoces la historia del protagonista y su nénemis malvado, en esa eterna persecución que parece nunca acabar. Si le creemos al título, esta es la parte final del juego y la carrera llegaría a su fin. Lucha contra los monstruos para cargar poder y desencadena poderosos combos con combinaciones de WASD. Un juego en blanco y negro con excelente animaciones, muchas peleas y plataformas. 

Una serie épica, con mucha acción

Bullet Audyssey: Música electrónica, naves espaciales, cámara lenta y un infierno de balas. Eso es Bullet Audyssey, un juego de disparos al estilo bullet hell (la pantalla se llena de disparos). Esta vez, las oleadas de balas viene al ritmo de la música y la nave lleva el pulso. El pulso, cuando toca un disparo enemigo, lo absorve y convierte en energía. Esa energía es luego usada para disparar o enlentecer el tiempo. Así, uno tras otro, deberás despachar a todos los enemigos. ¿Algo más tradicional? Pixel Hate es super divertido.

Si los juegos de naves fueran a raves

Freeway Fury 2: Por qué este tipo hace lo que hace, nadie lo puede saber. Probablemente esté apurado, tenga que llegar a algún lado antes de que suceda alguna cosa. Eso es lo que yo pienso, para darle emoción. Porque como en la carretera hay embotellamiento, deberás saltar de un coche a otro, no solo para adelantarte, sino también para ganar nitro (aceleración). Tu misión es llegar a la meta (con un último nivel jefe), tomando diferentes caminos alternativos, sin morir demasiado. Un juego psicópata, que premia tomar riesgos suicidas. ¡No intentes esto en casa!

Un día de furia en la carretera

Más: Puzzle Prince, ingenio contra los invasores; Star Claws, gatos contra extraterrestres y Monster, un monstruo contra los humanos. ¡A jugar!

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Portux

    "uno tres otro" si lo quieres corregir, bien, sino me da igual, solo te aviso…

    Armed with wings muy bueno… pero tengo q decir q esta vez no me gusto mucho el articulo..

  • K

    Hechenle mas ganas. Estoy seguro que esta sección es la mas esperada junto con los enlaces recomendados del viernes, y aun asi es una de las que mas deja a desear.

  • Mr.Miguelill0

    Completamente de acuerdo. Para este artículo preferiría ir diréctamente a juegos fan que total están todos listados igual. Deberían visitar más páginas en lugar de publicitar tanto a juegosfan.

  • J

    por que todos los juegos que ponen en juegos de la semana online son maliiiisimos!!

  • Anónimo

    A veces, por diferentes razones, uno tiene un "mal día en el teclado" y las cosas no le quedan tan lindas como deberían. ¡Prometo ponerle más pilas!