La Maldición del Elefante Gris: Clones de Famicom y miserias compartidas

Durante los años 90s, en Rusia, y como si fuera una dimensión tan paralela como análoga, los niños experimentaron miserias que parecían calcadas de aquellas que padecíamos los niños de toda Latinoamérica. ¿Qué podíamos tener en común los chicos de países tropicales con aquellos niños castigados por el frío y la ventisca, con idiosincracias totalmente diferentes? Simple: todos habitábamos países pobres, en los que Nintendo nunca lanzó oficialmente su consola de 8 bits y en los que llovieron copias chinas y baratas de la Famicom.

Este es un artículo de nicho, sepan disculpar. ¡De super nicho, más bien! Para disfrutarlo, tienes que tener algo más de 30 años y haber habitado, durante finales de los años 80s y principios de los años 90s, en algún país empobrecido de Latinoamérica. Los de mi generación, al menos los que gustábamos de los videojuegos, tenemos esta historia escrita a fuego: Aquí, Nintendo nunca lanzó oficialmente su consola de 8 bits, y las que se conseguían eran muy caras, de exportación y sin juegos compatibles a la venta en los comercios locales. Por eso, como en Rusia, dominaron los clones piratas chinos de Famicom, la versión japonesa de la super popular Nintendo NES. De esos clones baratos se trata “La Maldición del Elefante Gris“, el documental ruso que sigue a continuación.


Estos clones piratas, aunque ilegales, eran muchísimo más económicos y compatibles con los cartuchos de juegos (también bootlegs) que se vendían en todos los comercios del rubro. En Argentina, por ejemplo, tener una Nintendo NES era una estupidez, aunque tuvieras el dinero para comprarla. ¡Era limitar la disponibilidad de los juegos, pagando mucho más por ello! Por eso, y a pesar de los problemas que ocasionaban estas copias chinas, se puede decir incluso que fue una suerte que a Nintendo no le interesara hacer negocio en nuestros países. ¡Si hasta tuvimos juegos exclusivos, que no salieron para NES!

Pero estos clones, aunque super accesibles para el bolsillo de casi cualquier familia con trabajo, no llegaron sin problemas. De eso se trata este documental ruso intitulado “La Maldición del Elefante Gris“, narrado por un joven ruso que padeció los mismos errores de diseño en las consolas que nosotros, pero al otro lado del mundo. Su historia parece la nuestra y en su frustración nos podemos identificar. Gamepads integrados en la consola (que no se podían sacar en caso de que se rompieran), controles sin los botones de Start o Select, cartuchos con insólitas ilustraciones que nada tenían que ver con el juego dentro, recalentamiento de consolas y transformadores, televisores viejos sin entrada de audio y video en los que había que “sintonizar” el juego solo para verlo en blanco y negro, entre muchísimas otras cosas, incluidos los infames cartuchos de 1000 juegos en 1.

El Elfante no es gris, pero si lo era su consola.
El Elfante no es gris, pero si lo era su consola.

Lo de “Elefante Gris” viene a raíz del color de la consola y más aún por el logo de Dendy, la empresa que distribuía los clones en Rusia. A Latinoamérica llegaban las de color rojo y blanco, y son conocidas amistosamente como “el Family” (por el texto “Family Game” que se leía al frente de la consola). ¿Los recuerdas? ¿Qué marca tenías en tu casa? En la mía primero tuvimos una “Froggy” y luego una “Electrolab”. ¡Las amaba!

El "Famiclon" rojo y blanco, que se pudo disfrutar en América Latina.
El “Famiclon” rojo y blanco, que se pudo disfrutar en América Latina.

La Maldición del Elefante Gris” es un documental amateur, grabado por un sujeto como nosotros, común y corriente, que vivió, padeció y disfrutó de los famiclones de aquellos años. Tiene subtítulos en “español” y está lleno de detalles jugosos y reconocibles para todos los que tuvimos una de estas máquinas en nuestro hogar. Si luego de mirarlo eres atacado por la nostalgia, te recomiendo este artículo y este otro, para espantarla jugando.

Deja tu voto

2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 6

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 66.666667%

Downvotes: 2

Downvotes percentage: 33.333333%

  • Juan Carlos

    Recuerdo cuando tuve mi primer family allá en los 90s y recuerdo lo compré porque estaba tan barato que no me resistí a tener uno de esos y destriparlo para comparalo con la NES original.

    • Ferzzola

      ¡Asesino!

      • Juan Carlos

        Jajajaja..

  • Adriel

    jajajajaja, sinceramente genial. Una de las mejores cosas que he visto. Me paso con los cartuchos de Mortal Kombat para Family

  • Alcahez

    Vi hasta el minuto 15 y se ve muy bueno, apenas tenga tiempo lo veo completo.

    Lo de: “Va a dañar el tubo catódico” o “la pantalla”, lo escuche muchas veces y aunque les dijera que no era verdad, no me hacían caso.

    Mi hermano tenía la NES estilo americana pero con 99 juegos incorporados. Recuerdo que una vez se derritió el adaptador de corriente (transformador). También tenía un convertidor de cartucho japones a americano.

    Quien no tenía cinta aislante en el cable del adaptador (transformador) tapando la reparación trucha que teníamos que hacer cada vez que se rompían, no era un verdadero gamer.

    PD: En mi país se le conocían como…

    NES versión americana: Nintendo Americano o simplemente Un Americano.

    NES versión japonesa: Nintendo Japones o Una Japonesa.

    Si alguien decía Famicon o NES, nadie le iba a entender.

    • Ferzzola

      Jajajaja, sí, esa cinta negra estaba presente en todos los transformadores veteranos. 😀

  • Ferzzola

    Esos MK de Family eran horribles, pero uno los jugaba con deleite porque bueno, después de todo, ¡era Mortal Kombat! Los chinos son unos genios.

  • Rodrigo Nandaba

    Increíble nota, esta noche le pego una mirada al Doc, a ver cuando Ferzzola nos sorprende con un Doc de su autoría, sobre gaming retro en Argentina =P

    • Ferzzola

      Jajaja, no es mala idea, eh

  • Élmer Homero

    Yo tuve la NASA que era bastante pero que bastante buena. El problema con las family es que no podías usar los periféricos de la Nintendo (los controles tenían una entrada diferente) pero en la NASA eran totalmente compatibles. El problema era que muchos cartuchos venían con el factor forma de los Nintendos japoneses, pero se arreglaba fácil con un adaptador. Jamas dió problema alguno.

    • Ferzzola

      Uhhh, no las conocía a esas. Deben haber estado de lujo.

  • Gaspa Gasparoli

    Q épocas! La Froggy a principios de los 90’s y me compre un cartucho a elección, que sin saberlo me cambio la vida: El SMB 3!!! Me pegaba tantas hs viciando q mi vieja venia y directamente me desconectaba el transformador y me echaba a jugar afuera. Y no existían los savestates….

  • edgar hugo

    tienes razon…. yo lo vivi en aquellos años 80 y 90 acerca de las consolas chinas… eran muy economicas y mas compatibles con nuestros televisores sobretodo con los blancos y negro. que recuerdos aquellos… por siacaso estoy en el peru.

  • Maquinangel

    Que recuerdos, tuve la Family pero era de color gris, y lo jugaba en una TV de blanco y negro, y resulto muy buena, los controles los cambie unas 3 veces, y jugué el Street Fighter en esa, era malo el juego, ah pero como nos divertíamos, cuando realmente importaba más la diversión que los graficos.