La séptima generación de Intel: Kaby Lake

Los límites naturales del silicio sumados a beneficios cada vez menores provenientes de la Ley de Moore han obligado a Intel a modificar su clásica estrategia de Tick-Tock en favor del nuevo Proceso-Arquitectura-Optimización, y el primer producto que surge de esta modificación es Kaby Lake, arquitectura a la que el gigante de Santa Clara ha presentado como la séptima generación de procesadores Core. La primera ronda de chips apunta a ordenadores portátiles y dispositivos híbridos, mientras que los modelos de escritorio deberían llegar a principios del año entrante.

Damas y caballeros, es la última parada de los 14 nanómetros. Lo más probable es que se vayan del mismo modo en el que llegaron (o sea, sin mover demasiado el amperímetro), pero debemos reconocer que el panorama cambió demasiado como para seguir con las mismas reglas. Los ordenadores tienen ciclos de vida más largos, lo que lleva a un inevitable enfriamiento del mercado, y también encontramos a las crecientes demandas en portabilidad, con usuarios que quieren más poder y más duración en sus baterías. La respuesta de Intel ante estas condiciones es Kaby Lake, que viene a simbolizar la «O» en el flamante esquema «PAO» de la compañía. Si hacemos un poco de memoria, Broadwell fue la primera arquitectura («P») en alcanzar los 14nm como compresión de Haswell, mientras que Skylake («A») representó a un nuevo diseño.

Kaby Lake
Portátiles e híbridos antes de fin de año, escritorios en enero

La distribución general de Kaby Lake se llevará a cabo bajo dos series, identificadas con las letras U e Y. La serie U tiene en la mira a ultraportátiles, y sus tres procesadores principales (los chips Core i7-7500U, i5-7200U, y i3-7100U) no superan los 15 vatios de TDP. En estos tres casos detectamos una configuración de dos núcleos y cuatro hilos, con frecuencias base ubicadas entre los 2.4 y los 2.7 GHz, y acompañadas por modos Turbo que rozan los 3.5 GHz cuando es necesario. Por el lado de la serie Y, sus tres procesadores (Core i7-7Y75, i5-7Y54, y m3-7Y30) toman como objetivo ocupar un lugar en dispositivos híbridos y tablets. El uso de dos núcleos y cuatro hilos se mantiene intacto, pero aquí encontramos un TDP de apenas 4.5 vatios, y frecuencias iniciales más bajas (de 1.0 a 1.3 GHz).

Kaby Lake
Aceleración VP9 4K en YouTube siete veces más eficiente

Otro aspecto muy importante a mencionar de Kaby Lake es la optimización en su módulo de vídeo. Si bien Skylake tenía la capacidad de acelerar H.264 y HEVC en 4K bajo un modo híbrido con la asistencia del procesador, Kaby Lake vuelca por completo la carga al GPU, y suma a su lista decodificación acelerada de VP9, un beneficio que se verá reflejado en la reproducción de vídeos 4K bajo servicios como YouTube. Dependiendo del entorno, Intel anticipa aumentos en el rendimiento que irán del 12 al 19 por ciento, lo que no suena tan mal para este «doble tock». Varios fabricantes ya confirmaron que habrá productos basados en Kaby Lake antes de fin de año, pero los sistemas de escritorio deberán esperar a enero. Es probable que haya novedades durante el CES 2017.

Deja tu voto

-1 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%