La tipografía perfecta para escribir código

Si las interminables horas de programación frente a la pantalla te están aniquilando, el problema tal vez no sea el tamaño de la pantalla, la silla o la postura, sino algo tan sencillo como la tipografía escogida. Existen docenas de ejemplos pensados «para programadores», y uno que ha permanecido en relativa oscuridad por años es Hack, tipografía libre y open source derivada de las contribuciones en proyectos como Bitstream Vera y DejaVu.

Hallar la tipografía correcta para trabajar no es un proceso sencillo. Existen millones de opciones allá afuera que se reparten en propietarias, gratuitas y abiertas. Sin embargo, todas aquellas que buscan funcionar de «comodín» siempre se quedan cortas en algún punto. Después encontramos problemas clásicos como la falta de diferencias entre el cero y la «O» mayúscula, o la «l» minúscula y el número 1. Los programadores sufren esas pequeñas diferencias mucho más de lo que imaginamos. Pocas cosas son tan frustrantes como una pieza de código que se niega a compilar, y cuando descubren que el error está en una letra o un símbolo, es un milagro que el monitor no salga volando por la ventana. Ahí es cuando intervienen las tipografías diseñadas «para programadores» como Hack.

Admito que no se ve nada mal…

Hack es una tipografía que lleva al menos dos años entre nosotros. Se la reconoce por su buena altura, una leve reducción en el contraste, un relleno central para el cero, y curvas más marcadas en ciertos glifos. Si descubres cierta similitud con Bitstream Vera y DejaVu, lo cierto es que no estás equivocado, porque Hack incluye las contribuciones de ambos proyectos. La página oficial te permite probar la tipografía sin necesidad de instalarla, y comprobar su funcionamiento bajo diferentes lenguajes, tamaños, y colores del entorno.

Una simple prueba en el Bloc de Notas

La versión de Hack para Windows viene guardada en un pequeño instalador (su nombre preocupa un poco, pero está limpio), sin embargo, también puede ser descargada manualmente en formato TTF u OTF. En el caso específico de Linux (Debian/Ubuntu, Arch, Gentoo, Fedora, OpenSUSE y otros) es mucho más sencillo obtenerla a través de los repositorios oficiales, que siempre garantizan la última versión disponibles. Haz la prueba, y tal vez te sorprenda.

Deja tu voto

6 points
Upvote Downvote

Total votes: 6

Upvotes: 6

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%