Las búsquedas de porno por país

Las búsquedas de porno por país

26 Flares Twitter 25 Facebook 0 Google+ 1 Pin It Share 0 Email -- 26 Flares ×

Cierta obra musical dice que Internet es para el porno”, y la realidad indica que tiene razón. En este mismo momento se están realizando millones de búsquedas utilizando términos que en algunos casos pueden ser muy específicos. Ahora, ¿cómo se dividen los gustos de acuerdo a cada región? El motor de búsqueda PornMD intenta determinar esto a través de sus estadísticas, enfocándose sobre los diez términos más buscados en sitios porno en cada país durante los últimos seis meses. Y aunque no estamos seguros de qué tan alta es su precisión, las referencias nunca están de más.

En cada portal dedicado a la distribución de contenido para adultos existen vídeos que están muy por encima del resto en cuanto a reproducciones se refiere. Esto nos hace pensar que el consumidor reconoce la “calidad” cuando la ve, pero también es cierto que un vídeo porno no necesita hacer un esfuerzo demasiado grande para alcanzar un estado equivalente a lo que llamamos “vídeos virales” en YouTube. Aún así, sobre gustos no hay nada escrito, y la pornografía no es la excepción. Incluso dos países que son vecinos en el mapa o que comparten el mismo idioma pueden tener diferencias marcadas a la hora de buscar pornografía en la Web.

Con la ayuda del buscador PornMD, es posible explorar un poco más de cerca a esas diferencias. PornMD es un miembro de la Red PornHub, que incluye a sitios como el propio PornHub, YouPorn, Tube8 y SpankWire, entre otros. Sólo basta con hacer clic en el continente que deseas ver, y deslizar el cursor del ratón sobre cada país en el mapa. La información es incompleta (varios países de Europa no reportan información, por ejemplo), pero entre lo que hay disponible aparecen detalles muy interesantes, y en algunos casos, un poco oscuros. En el caso de España encontramos entradas como “torbe”, “amateur” y “casting”, que ciertamente marcan una tendencia, pero hay cosas como el “mom and son” en Rumania o el “fist ffm” en República Checa, estableciendo que “todo vale” al buscar porno.

Como era de esperarse, PornMD tiene mayor precisión en regiones como Estados Unidos (que incluso divide los resultados por estado) y Europa. Otro detalle a tener en cuenta es que PornMD no parece diferenciar entre “lésbico” y “homosexual” (sólo encontré una vez a la entrada “lesbian” de forma exclusiva), colocando a ambos bajo la categoría “gay”, más allá del contenido disponible para quienes tienen dichas preferencias. En parte, los resultados de PornMD están alineados con el estudio de Jon Millward. Tanto “Teen” como “MILF” ocupan el Top 10 en una gran cantidad de países, y nunca faltan los nombres de actrices profesionales específicas (Lisa Ann aparece en varias oportunidades) o de celebridades que hayan quedado “expuestas” de alguna forma. De todos modos, los resultados deben ser tomados un poco con pinzas. La ausencia de términos como “teacher”, “nurse” o “wife” llaman mucho la atención, aunque es probable que PornMD realice ajustes en versiones futuras.