Las mejores ilusiones ópticas del año

Engaña a tu cerebro en cuestión de segundos

Un poco más tarde de lo normal, pero los resultados de la competencia Best Illusion of the Year ya se encuentran aquí. Conejos escondidos en estática, paralelas que no parecen serlo y líneas que «cambian» su longitud sin perder un solo milímetro son las tres ilusiones ópticas que se han colocado por arriba de las demás en esta edición 2017. Veamos qué tienen para nosotros…

El período de votación para reconocer a las mejores ilusiones ópticas del año sólo dura 24 horas, y en lo personal no creo que sea suficiente. Digo esto porque si vamos a la página oficial de la competencia Best Illusion of the Year y observamos las marcas generales que recibieron seis de las entradas en el Top 10, lo cierto es que no superan los cinco puntos. Los comentarios en YouTube tampoco son muy favorables, por lo tanto, esperamos que para la próxima edición haya ajustes en el sistema de evaluación y votación. Ahora, ¿cuáles son las ganadoras? Comencemos por el tercer premio:

La «ilusión dinámica de Müller-Lyer» desarrollada por Gianni A. Sarcone del Archimedes Laboratory Project en Italia nos enseña que la longitud de un segmento parece cambiar dependiendo de la dirección de las flechas en sus extremos. El efecto es más profundo con el movimiento, a un punto tal que las líneas parecen bandas elásticas, y ni hablemos de la versión circular…

«Skye Blue Café Wall» es una ilusión mucho más elaborada de lo que aparenta. A simple vista llegamos a la conclusión de que todas las filas y columnas están torcidas… pero no es así. El trabajo de Victoria Skye se basa en la ilusión original de Richard Gregory, quien documentó su comportamiento tras observar la pared de un café en la ciudad de Bristol. ¿Por qué se ven torcidas? Una combinación de color, luz, contraste, y las diferencias en los ángulos de los diamantes que aparecen en las intersecciones.

«Shape From Motion Only» es la ilusión ganadora de la competencia, y pertenece al equipo formado por Hedva Spitzer, Dana Tearosh y Niv Weisman de la Universidad de Tel Aviv. Tal y como lo indica su nombre, las figuras (en este caso, dos conejos) «brotan» gracias al movimiento en segundo plano, pero desaparecen una vez que se detiene. El impacto varía según el tamaño del objeto, y también puede ser combinado con otras ilusiones.

¿Quieres ver el resto? En ese caso, haz clic sobre el enlace más abajo. Allí encontrarás trucos con espejos, molinos que giran en ambas direcciones a la vez, y cambios de profundidad, entre otras cosas.

Deja tu voto

2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 8

Upvotes: 5

Upvotes percentage: 62.500000%

Downvotes: 3

Downvotes percentage: 37.500000%