Las predicciones tecnológicas de IBM para los próximos cinco años

Es obvio que IBM ya no tiene interés en crear productos de consumo general, pero a la hora de estudiar tecnologías experimentales y anticipar lo que nos espera en el futuro, es uno de los nombres más respetados. Sus predicciones ya son algo bastante común, y la compañía siempre elige esta época del año para hacerlas. Las dos palabras mágicas en las nuevas predicciones de IBM son «inteligencia artificial», y nos ayudará a hacer de todo: Desde la detección de enfermedades tempranas, hasta una visión digna de cualquier superhéroe.

La segunda década del siglo XXI se acerca a su fin, y los desafíos que debe enfrentar la especie humana son más grandes que nunca. La hostilidad del clima, enfermedades, sobrepoblación, contaminación, mayor demanda de recursos básicos… la lista sigue. Pero a pesar de lo que piensan algunos detractores, la tecnología está de nuestro lado. Nos hace más eficientes y más productivos. Nos permite combatir condiciones que décadas atrás eran implacables. La comunicación y el intercambio de ideas se desarrolla de forma casi instantánea. Y sin lugar a dudas, lo mejor viene en camino. IBM busca ocupar un lugar de privilegio en ese futuro. El gigante azul está convencido de que la clave será la inteligencia artificial, y con ella a la cabeza, realizó sus predicciones para los próximos cinco años. Veamos:

Palabras, una ventana a la salud mental

Lo que decimos es importante, pero cómo lo decimos es aún más relevante. El tono, la velocidad, la cantidad y la calidad de las palabras pueden transmitir mucho sobre la salud mental de una persona, e IBM anticipa que con un avanzado análisis cognitivo será posible detectar patrones de voz y escritura asociados a condiciones como esquizofrenia, psicosis, manía y depresión (bipolaridad). IBM dice que hoy sólo necesita 300 palabras para predecir la probabilidad de psicosis. ¿En cinco años? Alzheimer, Huntington, estrés postraumático, autismo y TDAH.

 

Visión de superhéroes

Nuestros ojos sólo nos dan acceso a una parte del espectro electromagnético, aunque se han desarrollado diferentes dispositivos para ver más allá (las máquinas de rayos X son un buen ejemplo). Pero IBM cree que en la próxima media década, la «tecnología de hiperimagen» llegará a nuestros dispositivos móviles, habilitando visión infrarroja y de microondas. También será posible detectar objetos ocultos a través de la niebla, y hasta reconocer si un alimento está en condiciones para ser ingerido.

 

Macroscopios para conocer mejor a nuestro planeta

Los microscopios nos ayudan a entender el mundo de lo pequeño, y los telescopios hacen lo mismo con aquello que está muy lejos, ¿pero qué sucede con otras cosas a gran escala, digamos, la Tierra? Las imágenes de satélite son útiles hasta cierto punto, sin embargo, IBM dice que con nuevos algoritmos y aprendizaje profundo será posible coordinar los datos de miles de millones de dispositivos conectados. La Internet de las Cosas, transmitiendo información sobre calidad del agua y la tierra, agricultura optimizada, la situación sociopolítica de una región entera, y más. Ahora, lo que necesitamos primero es una Internet de las Cosas segura, y que funcione…

 

Laboratorios en un chip

Cuando vamos al médico por un diagnóstico, nos pide radiografías, análisis de sangre y orina, estudios con sondas, y un largo etcétera. El problema es que nuestro cuerpo ya nos dice qué está mal, y no sabemos escucharlo. IBM se encuentra trabajando en un sistema que puede aislar biopartículas tan pequeñas como 20 nanómetros de diámetro, y con un análisis podrá detectar enfermedades antes de que se manifiesten. La predicción nos habla de laboratorios completos en un solo chip, que combinarán sus datos con sensores y dispositivos inteligentes para crear un mapa general de nuestra salud, y corregir inconvenientes con la suficiente anticipación.

 

Sensores para detectar contaminación invisible

La chimenea de una fábrica, un caño de escape, un derrame… esos son ejemplos de contaminación muy obvios, pero los reconocemos de inmediato porque son visibles. Imagina todas las fugas de gas metano, combustibles, y otras sustancias que arruinan el medio ambiente y no podemos detectar. En los próximos cinco años, una red gigante de sensores inteligentes de bajo costo en tierra y a bordo de drones ayudarán a compañías y agencias gubernamentales a reaccionar antes de que sea demasiado tarde.

 

Y creo que ahí está el punto. Las nuevas predicciones de IBM no hablan sobre responder a problemas y desastres después de que ocurrieron, sino de prevención y anticipación. Inteligencia artificial, sensores inteligentes y transferencia de datos en tiempo real serán las armas principales. Habrá que esperar media década para saber si es cierto…

Deja tu voto

-3 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 7

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 28.571429%

Downvotes: 5

Downvotes percentage: 71.428571%

  • Altruist69

    Y las que se callan.