Liberado el código fuente de Google Glass

Cuestión de tiempo, ni más ni menos. Después de que Jay Freeman y otros entusiastas lograran realizar el equivalente a un jailbreak en Google Glass, revelando especificaciones adicionales del dispositivo en el proceso, Mountain View decidió dar el siguiente paso: Liberar el código fuente específico de Linux perteneciente al dispositivo. En otras palabras, se trata de una liberación parcial, pero no hay razones para creer que Google no hará lo mismo con el resto del código.

Un detalle curioso es que algunos ingenieros de Google han minimizado las noticias sobre el jailbreaking/rooting/como quieran llamarlo de Google Glass. En un artículo previo, Nicolás citó a Tim Bray, quien declaró que la condición de hackeable en Glass era algo obvio. También hay palabras de Stephen Lau, quien ha dicho que dejaron al dispositivo desbloqueado “intencionalmente” porque, después de todo, los desarrolladores interesados pagaron 1.500 dólares para obtener uno. Dan Morrill tuvo una expresión más áspera al decir que no es “rooting” ni nada fue “rooteado”, sino que lo único que realizaron fue un “fastboot OEM unlock” y nada más. Aún así, Jay Freeman debió aclarar que no utilizó el unlock, sino que aprovechó un bug presente en Android 4.0.4, la versión que utiliza Glass.

¿Notan el patrón? Por un momento hubo pólvora suficiente para iniciar una pequeña “flame war”, sin embargo, la mecha se apagó antes: Google liberó la porción asociada a Linux del código de Google Glass. Dicho de otra forma, lo que se liberó fue el kernel, un proceso requerido bajo licencia GPLv2. Esto ha provocado algunos comentarios en la Web, indicando que el código debió haber sido “liberado antes”, pero no por eso deja de ser un paso en la dirección correcta. Al utilizar Android como sistema operativo, se espera que el destino del resto del código de Google Glass sea el mismo que el de su kernel, aunque no hay novedades en ese punto todavía. Si el código completo de Google Glass llega a ser liberado, tal vez no haya que esperar demasiado tiempo para encontrar clones que hagan uso del mismo.

Quienes no hayan seguido de cerca la información sobre las especificaciones de Google Glass pueden comenzar por aquí, y a esos datos se suman un SoC OMAP 4430 de doble núcleo hecho por la gente de Texas Instruments (no se conoce con precisión su frecuencia, pero estaría entre 1 y 1,2 GHz) con un PowerVR SGX540 como GPU, y una memoria RAM estimada en 1 GB (al menos 682 MB están confirmados). Este SoC OMAP ha sido utilizado en una amplia gama de dispositivos, desde el Kindle Fire original y la Nook hasta la Samsung Galaxy Tab 2 y el Motorola Droid RAZR. De a poco, Google Glass va dejando capas en el camino. El acceso al kernel debería entregar más recursos a los desarrolladores, pero la historia aún no ha terminado.

Deja tu voto

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

6 Comments

Deja una respuesta
  1. Buen día:

    Todo sea por una comunidad de software libre, en donde hay personas muy interesadas en explorar los recursos necesarios para lograr fines y bienes comunes.

    Saludos !

  2. ¿Notan el patrón?

    talves debiste explicar el patron en el articulo, y no divagar como siempre.

    p.d. no faltara un estupido que ara notar las faltas ortograficas.

  3. Desafortunadamente eso funciona cuando se tiene posicion dominante, si liberas algo de tu cosecha que te costo mucho lograr no faltara el que en lugar de colaborar para mejorarlo se lo copie lo adapte y lucre con el mientras tu sigues pensando como seguir avanti… codigo libre… bueno, desarrolladores trabajando para otros que lucren sin recibir nada a cambio… relativo.

    • #4 que mente cerrada. si vos lo liberas con GPL el otro que haga cambios va a tener que mantener la licencia GPL y vos lo podes ver y usar, un ejemplo claro es LINUX, lo escribio una persona que era un don nadie y hoy miles de desarroladores lo ayudan con el codigo.

  4. Esto del Google Glass me recuerda todo lo relacionado con las cascos virtuales. Fue muy aplaudido en su momento, pero nunca despegaron del todo.

    En cuanto logren los de la Samsung que sus móviles tengan apps para unos lentes (baratos) y que se conecten via bluetooh, se acaban los Glass.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *