Matemáticos demuestran que los universos paralelos existen realmente

A pesar de la frecuencia con la que aparecen en novelas y películas de ciencia ficción, los universos paralelos no eran, hasta ahora, más que una especulación científica. Sin embargo, matemáticos de la Universidad de Oxford han demostrado que existen en realidad.

Los universos paralelos existen. Así de contundentes son los resultados del último estudio efectuado por científicos de la Universidad de Oxford, en el que demuestran matemáticamente que el concepto de estructura de árbol de nuestro universo es real. Esta propiedad del universo es la que sirve de base para crear nuestra realidad.

La teoría de los universos paralelos fue propuesta por primera vez en 1950 por el físico estadounidense Hugh Everett, en la que intentaba explicar los misterios de la mecánica cuántica que resultaban completamente desconcertantes para los científicos. Expresado de una manera muy simplificada, lo que propuso Everett fue que cada vez que se explora una nueva posibilidad física, el universo se divide. Para cada alternativa posible se “crea” un universo propio.

Un ejemplo puede ayudarnos a entender este concepto: imaginemos que un peatón escapa por poco de ser atropellado por un coche. Este evento tiene lugar en un universo, pero en otro puede haber resultado atropellado y estar recuperándose en un hospital. Y en un tercero, puede haber muerto. El número de posibilidades es infinito.

Este concepto resultaba muy extraño para los científicos, quienes generalmente lo descartaban considerándola una fantasía. Por supuesto, los escritores de ciencia ficción aprovecharon esta idea para crear numerosas historias. Sin embargo, las nuevas investigaciones realizadas en Oxford demuestran que los universos alternativos son matemática posibles, y que el Dr. Everett, que no era más que un estudiante en la Universidad de Princeton en el momento que propuso su teoría, podría estar en lo cierto.

El descubrimiento ha sido descripto por uno de los científicos como “uno de los desarrollos más importantes en la historia de la ciencia”, en declaraciones efectuadas a la revista New Scientist.

Concretamente, el equipo dirigido por el Dr. David Deutsch, demostró matemáticamente que la estructura del universo contiene infinitas bifurcaciones creadas al dividirse en versiones paralelas de sí mismo, que pueden explicar la naturaleza probabilística de los resultados cuánticos. Gráficamente, la línea de tiempo del universo podría verse como si fuese un árbol infinitamente grande.

La mecánica cuántica predice que una partícula no existe realmente hasta que sea observado. Hasta entonces, las partículas ocupan una nebulosa de estados “superpuestos” al mismo tiempo.

El hecho de ser observadas “fuerzan” a la partícula a adoptar un estado particular de realidad, de la misma manera que una moneda girando en el aire solo muestra “cara” o “cruz” una vez que se detiene. Según la teoría de los universos paralelos, cada decisión de este tipo generaría un nuevo universo por cada uno de los posibles resultados.

Como otros tantos conceptos relacionados con la mecánica cuántica, la teoría de los universos paralelos puede resultar bastante difícil de comprender, sin embargo, si puede demostrarse matemáticamente, tal como se ha hecho en Oxford, es muy posible que la teoría sea correcta.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • “La mecánica cuántica predice que una partícula no existe realmente hasta que sea observada”. ¡Hombre, pues a mí tampoco me cuela que los Universos paralelos existan hasta que no los veamos! Matemáticamente también se puede relacionar a la velocidad con el tocino, pero habría que ser bastante idiota para creer que son lo mismo. ¿No tienen algo más cercano y urgente en lo que gastar el tiempo y el dinero de todos?

  • Ariel, es verdad que no creo en Universos paralelos pero tampoco me hace ningún daño que otros lo consideren. No había motivo para hacer burla de esa interpretación y te pido disculpas, ha sido una estupidez.

  • laurel

    el profeta Isaías habla de sucesos que suceden paralelamente, lo entendí cuando leí el libro “el efecto Isaías” . y también entendí porque lo vivo que podemos elegir vivir en otra dimensión aún sin que el cuerpo muera. yo se, creo vivo en otra dimensión. así como lo dice Isaías en su libro.

  • Ventura Rodriguez Vallejo

    En mi opinion, independientemente de su factibilidad matehbmatica, la teoria de Everett no puede, por su propia naturaleza, ser sometida a comprobacion experimental (los mundos bifurcados no intercambian informacion, en ei, sentido fisico del termino) y, por tanto, la.teoria, no importa lo sugerente que sea, carece de significado o valor fisicos. En otras palabras: NO ES FISICA. Debo aclarar que esto lo escribe alguien que se siente muy incomodo con la interpretacion estandard y comunmente aceptada de la mecanica cuantica (vid. tambien: paradoja EPR; teorema de Bell; interpretacion de De Broglie; interpretacion de zBohm).

    d

  • Ventura Rodriguez Vallejo

    La vision esoterica de ” LAUREL” esta por completo fuera de un debate filosofico-cientifico. Aqui no son pertinentes las invocaciones a profetas ni profecias: eso queda, a lo sumo, para el muy respetable terreno de la religion, y religion y ciencia son magisterios que, en beneficio de ambos, conviene no superponer. Por lo que respecta al articulo que comentamos, quisiera añadir que es importante difernciar entre la teoria de los muchos mundos (que Hawking prefiere llamar “de historias paralelas”), de las modernas conjeturas cosmologicas de los “Universos Burbuja” y del “Multiverso”, asi como la idea, para mi algo tautologica, del “principio antropico”. Los trabajos de Everett estuvieron orientados, en esencia, a resolver cualitativamente un problema conceptual clave en mecanica cuantica: el “colapso” de la funcion de onda de un sistema ai ser medido. La funcion de onda es un ente matematico asociado a un sistema fisico que evoluciona de forma continua en el tiempo. Esta funeion

    • Ventura Rodriguez Vallejo

      intento terminar mi argumento. Decia. ¿qje es eso de cada uno con su probabilidad? ¿un mundo existe en un, pongamos, 20%, mientras otro exisre en un 42%, y asi sucesivamente? ¿que significado fisico puede tener tal afirmacion? Y, de tenerlo, ¿que experimento lo pondria de manifiesto? ¿Sabre alguna vez en que tanto por ciento he vivido? Everett, al intentar cortar de un tajo el nudo gordiano de la fisica cuan tica, no estuvo muy sobrado de punteria, y solo logro un artefacto teorico
      no muy bien ensambiado esteticamenre, lo cual no es bueno; y que poco o nada dice al intelecto, lo que ya es bastante peor.

    • Expectador

      Es muy facil desacreditar a alguien, me parece que tienes gran conocimiento sobre el tema, y nos dejas confusos a los que solo seguimos de expectadores lo que esta ocurriendo en nuestra realiadad, pero si son calculos matematicos de fuentes serias, creo que la forma en la que deberias debatirlas seria presentando una contrapropuesta matematica, por el momento solo puedes quedarte con la duda.

      • Ventura Rodriguez Vallejo

        Me parece que en ningun momento he
        planteado contrapropuesta matematica formal alguna. Me he limitado a resaltar lo que de irrelevante es, a todos los efectos, la explicacion de Everett, precisamente porque al intentar dar sentido a un problema de interpretacion (el “colapso” de la funcion de onda en un valor preciso y solamente uno), cae en algo aun mas dificil de interpretar: que todos los resultados fisicamente posibles se cumplen, pero cada uno con una probabilidad distinta y no nula; y he aqui que tal solucion no soluciona nada en absoluto, puesto que no ayuda de ningun modo a entender, mas bien al contrario, que ocurre en el “colapso” de la funcion de onda, sino (ya lo he mencionado antes) que no admite ser sometida a falsacion experimental, algo que es imprescindibleen fisica (esto no es matematica pura) para poder ser tomado, siquiera en principio, como algo minimamente serio (y no importa en absoluto lo brillantes que puedan ser su planteamiento ni su desarrollo). Personalmente, me siento muy incomodo con la “interpretacionde Copenhague” de la mecanica cuantica, pero mi comodidad personal nada tiene que ver con su validez, que, en cambio, si tiene que ver con su capacidad predictiva, hasta la fecha la mejor de toda la historia de la fisica (relatividad general incluida), y cuyos planteamientos, teoricos y practicos, han resistido todas las embestidas y todas las propuestas alternativas.
        En cuanto a que yo fundamente mi postura en descalificaciones personales, lo rechazo de plano: la teoria de Hugh Everett III es insolvente por si misma, no porque su autor fuera un alcoholico, que lo fue como puede comprobar quien quiera acercarse a su
        biografia.