Misión Gaia: Un mapa 3D con mil millones de estrellas

El 19 de diciembre de 2013, la Agencia Espacial Europea dio inicio a la llamada Misión Gaia, una sonda espacial astrométrica cuyo objetivo es crear el mapa estelar tridimensional más grande y preciso jamás hecho, alcanzando un total de mil millones de estrellas. Semejante mapa será mil veces más completo que el mejor material al que pueden acceder los astrónomos actualmente, y en el día de ayer, la agencia espacial presentó al público el primer paquete mayor de datos con más de dos millones de estrellas, incluyendo su posición, temperatura, composición química, y mucho más.

De acuerdo a los expertos, la Vía Láctea tiene unas 100 mil millones de estrellas, aunque ese tiende a ser el número más «conservador» reportado por los medios especializados. Otras fuentes sugieren que nuestra galaxia madre podría albergar cuatro veces esa cantidad, pero la primera estimación es más que suficiente para comprender que sabemos mucho menos sobre ella de lo que pensamos. Incluso la idea de hacer un mapa parece casi imposible, sin embargo… existe la Misión Gaia. La Agencia Espacial Europea lanzó a esta sonda en diciembre de 2013, y lleva casi tres años recolectando datos, identificando estrellas, calculando posiciones y propiedades básicas. Se indica que Gaia hará este trabajo durante cinco años, pero no es nada descabellado pensar en una extensión. Después de todo, el objetivo de Gaia es único: Dar forma a un mapa 3D con mil millones de estrellas.

Gaia
El primer mapa de Gaia, con anotaciones (ESA)

Concedido, ese número representa apenas el uno por ciento de la cantidad de estrellas en la Vía Láctea, pero al mismo tiempo es un mapa mil veces superior, en comparación con la versión más actualizada al alcance de los expertos. Otro aspecto muy importante de Gaia es que su información ayudará a confirmar o corregir datos que hemos obtenido previamente sobre otras estrellas, ya que su proceso no se limita a «una simple mirada», sino que cada objeto es estudiado unas setenta veces en promedio. El paquete de datos «primario» proveniente de Gaia fue liberado al público ayer, con 2.057.050 estrellas, sus ubicaciones, distancias, temperaturas, y desplazamientos, mientras que las mil millones de estrellas componen el catálogo secundario general. De acuerdo al astrónomo francés Francois Mignard que forma parte del equipo Gaia, esas dos millones de estrellas equivalen a «20 veces más contenido» del que tenían antes.

 

Como si eso fuera poco, se espera que Gaia pueda detectar decenas de miles de exoplanetas similares a Júpiter, al menos medio millón de cuásares, y miles de cometas y asteroides dentro de nuestro Sistema Solar, algunos con el potencial de «practicar tiro» con la Tierra. La esperada marca de las mil millones de estrellas con todos sus detalles se cruzará a fines de 2017. Ciertas reglas de la astronomía cambiarán por completo, y otras deberán ser escritas desde el comienzo. Bienvenidas sean.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • KameSennin

    Algo que siempre me ha intrigado al momento de ubicar la posición de estrellas lejanas, se sabe que la luz que captamos demora mucho tiempo en recorrer toda esa distancia, luego cual es el sentido hacer un mapa si la ubicación “actual” de dichas estrellas no corresponde a su luz que se percibe o incluso ya dejaron de existir hace mucho tiempo. ¿habrá alguna forma de compensar este efecto?

    • Sergio

      Supongo que lo importante no es realmente la posición actual de una estrella y punto, lo importante es la dinámica y evolución del universo. Este catálogo publica posiciones para 1000 millones de estrellas, pero unos 2 millones de estas contienen otros parámetros como el paralaje, movimiento propio, etc.

      Este es un pequeño fragmento de lo que la misión Gaia ofrecerá los próximos años. En las siguientes actualizaciones de este catálogo, que se verán más o menos anualmente, estos y más parámetros aparecerán para cada uno de los objectos.

      Esto ya está ayudando a entender como evolucionó el universo (o más concretamente, la Via Lactea), pero también su futuro, y consecuentemente, el nuestro.

    • ThEDragoN

      Actualmente es practicamente imposible realizar un mapa con las ubicaciones reales de las estrellas debido al nivel de tecnología que poseemos, quizás usando operaciones matemáticas para estimar donde podrían estar según la trayectoria que siguen, velocidad y diferentes parametros más.