NFC: Pagos electrónicos y transferencias P2P

La idea de pagar la cuenta del supermercado pasando el móvil por un sensor en la caja no es algo que nos tome por sorpresa. Hemos visto muchos conceptos al respecto, pero ninguno ha ganado demasiada tracción, al menos en Occidente. Sin embargo, la tecnología NFC, “Near Field Communication”, podría encontrarse en una posición de privilegio gracias a la intervención de gigantes como Apple y Google, que están estudiando seriamente su utilización en forma general, e incluso ya la han adoptado en ciertos casos.

En muchos lugares del mundo, el efectivo marca el ritmo de las transacciones. En otros, la popularidad del plástico (ya sea crédito o débito) es innegable. Y aunque ninguno de los dos presenta riesgo de desaparecer, existe una tecnología que podría servir como un excelente complemento. Utilizar al teléfono móvil como medio de pago es un concepto que se viene estudiando desde hace mucho tiempo, y en Asia ya existen ejemplos establecidos. Sin embargo, en Occidente todavía necesita un poco más de tracción. Con la explosión de consumo que han experimentado móviles y tablets, este parece ser un buen año para considerar la implementación a una escala mayor de la tecnología NFC, también conocida como Near Field Communication.

O al menos, así lo creen Apple y Google. El gigante de Cupertino tiene serios planes para habilitar a los usuarios de la próxima generación tanto de iPad como de iPhone, a pagar de forma electrónica con sus dispositivos. El servicio podría incluir números de tarjetas de crédito, información bancaria, y hasta el balance de tarjetas de regalo para comprar en iTunes. Es un mercado gigantesco, y el fantástico alcance de los dispositivos móviles de Apple anticipa un panorama con millones de clientes potenciales. Por supuesto, esto también surge como una nueva forma de competencia entre Apple y Google, ya que el reciente Nexus S ya es capaz de leer etiquetas NFC.

Y hablando del Nexus S, el vídeo de arriba muestra cómo unos investigadores de la Universidad de Stanford utilizan a la tecnología NFC para intercambiar archivos. Aunque opera a una distancia máxima de diez centímetros, esto comprueba que su potencial puede ir mucho más allá de entornos comerciales. La tecnología existe desde hace tiempo, y otros fabricantes han intentado introducirla en el mercado con anterioridad, pero tal vez la clave esté en la dinámica de empresas como Apple y Google, y la masiva cantidad de recursos de la que disponen.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%