Nueva batería inspirada en el arte del kirigami se puede estirar y contraer

Los fabricantes tienen múltiples razones para desafiar a los formatos convencionales de baterías. Los dispositivos móviles son cada vez más pequeños, y en consecuencia, un rectángulo de litio puede que no sea la mejor opción. Un equipo formado por ingenieros de la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad Jinan en China han desarrollado en conjunto una batería de iones de litio basada en la técnica del kirigami, lo que le permite estirarse hasta un 150 por ciento de su tamaño original.

Las demandas actuales en el mercado están obligando a los ingenieros a llevar su creatividad al límite para colocar un poco más de capacidad en los dispositivos que diseñan. El usuario promedio no tiene piedad a la hora de reclamar más batería, en especial si el modelo no permite el reemplazo manual. Las baterías de iones de litio son la opción número uno entre los fabricantes, sin embargo, sabemos muy bien el temperamento que pueden desarrollar cuando las condiciones no son las adecuadas. La primera vez que hablamos sobre una batería flexible basada en iones de litio fue en enero de 2013. Los esfuerzos por comercializar diseños similares aún son un trabajo en progreso, pero siempre estamos dispuestos a explorar otras alternativas.

 

Una de ellas fue creada por ingenieros de la Universidad Estatal de Arizona, y la Universidad Jinan en China. Su batería, que depende de los mismos métodos de fabricación conocidos para las baterías actuales, está inspirada en el arte del kirigami, que a diferencia del origami, la prioridad es cortar el papel además de doblarlo. Esto hace que la batería posea varios módulos encadenados, con un aspecto similar al de goma de mascar envuelta en aluminio. El usuario puede agrupar a todos esos módulos, o extenderlos como sea necesario, sin restricciones inmediatas. En su prueba de concepto, los ingenieros utilizaron un reloj inteligente Samsung Gear 2 conectado a la batería kirigami, que a su vez fue instalada en una banda elástica. El usuario logró mover la banda y adaptar la forma al brazo sin que la batería interrumpa su funcionamiento.

Obviamente, existen límites importantes en el diseño, y uno de ellos es la capacidad. Cuanto más compleja sea la forma de la batería kirigami, menos energía puede guardar. A modo de comparación, una batería de iones de litio estándar con formato rectangular destinada a un cuadricóptero almacena siete veces más energía que este diseño. Aún así, hay ocasiones en las que un ingeniero probablemente esté dispuesto a sacrificar capacidad con tal de no alterar la forma física del producto, y ahí es cuando la batería kirigami puede brillar.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • testQA

    ojala dure mucho mas que las de litio