PiBakery: Crea imágenes de Raspbian personalizadas para tu Raspberry Pi

Hacer funcionar a un Raspberry Pi no es complicado. Descargas una imagen de Raspbian, la escribes en una tarjeta SD adecuada, y enciendes el mini ordenador. Sin embargo, adaptar esa imagen a nuestras necesidades puede tomar un tiempo considerable. La idea de personalizar sistemas operativos antes de su primera ejecución no es nueva, pero se requieren buenas herramientas para lograr algo así. PiBakery reduce la personalización de Raspbian a un par de clics, gracias a su interfaz basada en el lenguaje Scratch.

A diferencia de lo que sucede sobre un ordenador convencional, la instalación de sistemas operativos para Raspberry Pi demanda escribir imágenes completas en una tarjeta SD. Dichas imágenes vienen con una configuración «de fábrica» que no necesariamente se adapta a los deseos del usuario. En ese punto es cuando debemos pasar una importante cantidad de tiempo alterando cada aspecto del sistema operativo, desde cuestiones básicas (apariencia, fuentes, fondo de pantalla), hasta parámetros avanzados como la configuración de redes inalámbricas y la instalación de recursos al estilo de VNC. Sería fabuloso para el usuario contar con la capacidad de crear imágenes personalizadas que hagan todo esto y mucho más desde el primer inicio. Si no tienes problemas en escoger a Raspbian como sistema operativo, la respuesta es PiBakery.

PiBakery
Arrastra y configura, eso es todo

Recientemente mencionado en el sitio oficial de Raspberry Pi, PiBakery convierte a la personalización de imágenes Raspbian en un proceso directo, y muy sencillo. PiBakery es una creación de David Ferguson, un joven de 17 años que ya participó de varios eventos relacionados al Raspberry Pi. La idea detrás de PiBakery surgió a partir de un inconveniente clásico para los usuarios del mini ordenador, que es conectarlo al combo «monitor-ratón-teclado» cada vez que deben modificar algo que no haya sido configurado previamente. PiBakery permite preparar por adelantado varias imágenes con parámetros avanzados, y el resto se reduce a cambiar tarjetas. Si ya existe una imagen preconfigurada, PiBakery habilita su edición posterior, ya sea para añadir o eliminar funciones.

La interfaz de PiBakery se basa en el lenguaje Scratch desarrollado por el MIT, y que ha servido como inspiración para muchos otros proyectos. PiBakery es compatible con Windows y OS X, aunque calculamos que la versión Linux no tardará mucho en llegar. La única advertencia es que las descargas son grandes. PiBakery incluye una copia de Raspbian, por lo tanto, el build de Windows promedia el gigabyte, y el de OS X se ubica en unos 1.4 GB.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%