PiPhone: Smartphone basado en el Raspberry Pi

El Raspberry Pi comenzó siendo una pieza de hardware orientada al desarrollo y la educación, pero con dos años en el mercado, ha dado lugar a toda clase de ideas, que van mucho más allá de sus objetivos originales. En esta ocasión, nos cruzamos con el PiPhone, un proyecto que transforma al Raspberry Pi en un smartphone con pantalla táctil.

Hay algo que necesita cambiar en el mundo de los smartphones. Todavía no sabemos con exactitud qué, pero han surgido algunas iniciativas que desafían de lleno al status quo. Una de ellas es el Project Ara, ex Motorola y ahora bajo el ala de Google, que busca lanzar al mercado un smartphone modular, con capacidad de actualización. Mozilla apuesta a un entorno más abierto con su Firefox OS, aunque los últimos reviews indican que aún necesita mucho trabajo. Cyanogen ya tiene un nuevo smartphone dedicado en las tiendas, y los costos están bajando rápidamente. Por otro lado, el movimiento DIY no se quedó de brazos cruzados. La adquisición de un módulo GSM que permite conectar un Arduino a la red celular está al alcance de muchas personas, y aunque esa plataforma tal vez no tiene el poder de procesamiento necesario para ciertas aplicaciones, existen alternativas. La primera que nos viene a la mente es el Raspberry Pi, con una gigantesca cantidad de desarrolladores alrededor del globo. El ingeniero Dave Hunt decidió tomar a un Raspberry Pi y conectarlo a un módulo GSM. El resultado, se llama PiPhone.

 

Obviamente, este smartphone no tiene ni las funciones ni la estética de un móvil convencional. El PiPhone combina a una pantalla táctil diseñada para el Raspberry Pi, una batería de litio de 3.3v, un convertidor DC (que alimenta 5v al ordenador), antena, cables, y una buena dosis de precintos para mantener todo presionado como si fuera un sandwich. El software está basado en Python, y más allá de su crudeza, el PiPhone es funcional, con el detalle de que se necesita auricular y micrófono externo para poder escuchar y hablar. La falta de optimización (en software y hardware) no ayuda mucho a la duración de la batería. Hunt no lo testeó a fondo (problemas de temperatura) pero calcula que con la batería actual de 2.500 mAh debería alcanzar un par de horas.

El costo de los componentes asciende a un total de 158 dólares. En otras palabras, el PiPhone sólo es ideal para aquellos que desean usar a su Raspberry Pi de un modo diferente, o que tienen la posibilidad de reutilizar partes de proyectos anteriores. Sin embargo, su potencial es grande. El Raspberry Pi tiene dimensiones y conectores que juegan en contra de su portabilidad, pero nada impide realizar hacks adicionales, eliminando headers, instalando un disipador sobre el chip ARM, y por supuesto, creando una carcasa dedicada con la ayuda de una impresora 3D. Espero que el PiPhone no quede en una simple curiosidad.

Deja tu voto

1 point
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%