PixelHealer: Repara píxeles atascados en tu pantalla

La calidad de las pantallas planas ha mejorado notablemente en los últimos años, pero el clásico píxel atascado sigue siendo un síntoma frecuente que afecta a múltiples modelos. Si bien no hay nada que pueda hacer regresar de las tinieblas a un píxel «muerto», en ciertas ocasiones sólo necesita un entrenamiento especial para restaurar su estado anterior, a través de una herramienta como PixelHealer.

La última vez que tuve problemas con píxeles muertos debí reemplazar el monitor entero. La falla no estuvo concentrada en tres o cuatro píxeles aislados (algo que podría haber ignorado a decir verdad), sino en una columna entera, generando una línea roja que atravesaba la pantalla de punta a punta. Lamentablemente, ningún programa destinado a reparar píxeles atascados fue capaz de ayudar en mi caso, pero eso no quiere decir que deba repetirse la misma historia en el tuyo. Si uno o más píxeles se quedan atrapados en un color específico, puede que con cambios rápidos y sostenidos logre recuperar su dinámica previa y presentar los colores correctamente.

PixelHealer
Compacto, y muy fácil de usar, aunque sus resultados dependen del daño real en el píxel

La Web ofrece docenas de herramientas similares, pero una de las más sencillas y limpias es PixelHealer. El programa ocupa menos de 70 kilobytes en su versión portátil, y no requiere ninguna configuración previa. Su interfaz nos permite ajustar la ubicación del cuadro de trabajo que hará parpadear a los píxeles, su tamaño, los colores que debe presentar (la opción de fábrica es RGB más blanco y negro), y el tiempo que durará la sesión. Dependiendo de su estado (o sea, si el píxel tiene buenas probabilidades de regresar o no), la sesión deberá durar unos minutos o varias horas.

En resumen, si un día tu monitor se declara en rebeldía y varios píxeles dejan de hacer su trabajo, recuerda que no todo está perdido. Existe la posibilidad de que PixelHealer sea suficiente para repararlos, pero al mismo tiempo, no olvides que no hay magia detrás de esto. Si después de varias horas un píxel se niega a funcionar, eso será todo para él. En la mayoría de los casos, un píxel aislado tal vez no justifique el reemplazo completo de un monitor, sin embargo, cuando las fallas son severas (o al menos similares a lo que me sucedió) un cambio se convierte en la mejor opción.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%