¿Por qué la mayoría de los aviones son blancos?

Una respuesta compleja para algo bastante común

No importa si es un avión de entrenamiento, un jet privado que transporta a un pequeño grupo de personas, o uno de los grandes titanes de las aerolíneas, la estética de todos ellos suele tener un elemento en común, y es el color. En la mayoría de los casos, el fabricante o la compañía elige pintar a sus aviones siguiendo un patrón dominado por el blanco. ¿Por qué sucede esto? Un profesor del MIT nos da la respuesta.

Lufthansa, Ryanair, British Airways, Air India, Qantas, Virgin Atlantic, Japan Airlines, Air France, Iberia… podría seguir. Si buscas imágenes sobre estas aerolíneas verás en primer lugar resultados con su logo oficial (ya sea actual o pasado), y fotos de sus principales aviones. Pero más allá de las diferencias técnicas, todos comparten un pequeño detalle, y es que predomina el blanco en su fuselaje. La tecnología ha avanzado mucho en materia de pinturas, sin embargo, este color básico no se ha ido a ninguna parte… y la pregunta es por qué. ¿Cuál es el beneficio de pintar a un avión de blanco? ¿Acaso es una cuestión de costos, de mantenimiento, o una combinación de ambos?

El profesor de aeronáutica y astronáutica del MIT R. John Hansman nos explica que la razón central para pintar a un avión de blanco u otro color muy claro es reflejar la luz solar, en un intento por minimizar el calor, y cualquier daño potencial vinculado a la radiación solar. En otras palabras, el blanco trabaja del mismo modo que un protector solar. Optimizar la refrigeración fuera del avión significa un menor esfuerzo para refrigerarlo en su interior, pero hay algo más: No todo es metal en un avión. Los diseños actuales utilizan plásticos y otros materiales compuestos, como fibra de carbono y fibra de vidrio. La cúpula de la nariz o «radome» es un buen ejemplo, ya que el radar se instala en la parte posterior. Algo similar sucede con las superficies de control.

En general no existe ninguna limitación a la hora de pintar a un avión de otro color. La aeronave comercial promedio requiere entre 240 y 250 litros de pintura, lo que no parece ser tanto si lo pensamos un momento. Aún así, con su reiterada exposición al Sol y la hostilidad del clima, la pintura tiende a perder intensidad. Un avión rojo brillante puede ser hermoso, pero si no se lo mantiene, comenzará a volcarse hacia el rosa. La gran excepción a la regla fue American Airlines, que durante años usó aviones sin pintura, y concentró sus esfuerzos en mantenerlos pulidos.

Deja tu voto

1 point
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *