Project Tango: El smartphone experimental de Google se convierte en cerebro robótico

Hace un tiempo hablamos sobre Tango, un smartphone experimental desarrollado por Google. Básicamente, el dispositivo tiene el espíritu de un Kinect en su interior, y crea mapas 3D de su entorno con un alto nivel de precisión. Tal y como lo anticipamos en marzo pasado, una versión modificada del Tango asumirá el rol de cerebro para el proyecto SPHERES de la NASA, a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Enviar smartphones al espacio es la actividad preferida de muchos entusiastas que desean capturar vídeos e imágenes de la Tierra desde lugares a los que sólo un globo puede llegar. Sin embargo, la tecnología de un smartphone tiene la capacidad de ir más allá de estas aplicaciones artesanales, y convertirse en parte de proyectos oficiales con un perfil muy alto. Imagino que recuerdan al Project Tango de Google. Incorporar las funciones de un Kinect a un smartphone nos hace pensar en varias posibilidades, pero ahora, el gigante de Mountain View dejará que un Tango vaya al espacio, como parte del proyecto SPHERES de la NASA. Este particular combo será lanzado el próximo 10 de junio (lo que representa un retraso de poco más de un mes, comparado con su fecha original del 6 de mayo), y su destino es nada menos que la Estación Espacial Internacional.

Project Tango

 

El trabajo del robot SPHERES será monitorear los niveles de dióxido de carbono y radiación, además de vigilar los más de 20 mil objetos que se encuentran a bordo de la estación. Si bien son tareas vitales para el correcto funcionamiento de las instalaciones y la seguridad de la tripulación, tienen un nivel muy alto de repetición, y presentan un riesgo de desgaste importante entre los astronautas (después de todo, no debemos olvidar que ya hubo huelgas en el espacio). Uno de los problemas más serios que enfrentaba SPHERES era su movilidad limitada, pero con la ayuda de Tango, el robot contará con un mapa en tiempo real de su entorno, generado a través de emisiones infrarrojas. El mapa posee varios colores como códigos que establecen la profundidad de los objetos, por lo tanto, SPHERES y Tango no deberían sufrir inconvenientes a la hora de flotar con libertad en la estación.

 

Obviamente, Google no enviará un Tango “normal” al espacio. Antes de incorporarlo a la misión, fueron necesarias varias modificaciones, incluyendo una batería personalizada y con los niveles de seguridad suficientes para permanecer en la estación (el litio ha demostrado ser… temperamental en el pasado). Tango y SPHERES también representan una gran mejora en temas de mantenimiento. Conservar en buen estado a docenas de sensores es un trabajo titánico, mientras que el robot puede reportar rápidamente si registra algún defecto en su funcionamiento.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%