Raspberry Pi Laptop: Otra opción para hacer portátil al mini ordenador

Desde que el Raspberry Pi comenzó su larga aventura en el mercado informático, una de las primeras cosas que decidieron hacer los usuarios fue adaptar el mini ordenador a un formato portátil. Con el paso del tiempo hemos encontrado proyectos como Pi Top, PiKasa y PiBook, pero ahora se suma una nueva carcasa publicada en Thingiverse, diseñada especialmente para recibir al panel oficial de siete pulgadas que la fundación vende a través de sus socios comerciales.

Transformar al Raspberry Pi en un ordenador portátil no es complicado, aunque presenta algunas trabas. El plan de batalla se divide en un panel, una fuente de energía interna y estable (digamos, un pack de baterías), dos dispositivos de entrada (teclado-ratón), y una carcasa para guardar a todo el «spaghetti». En general, el punto más delicado tiende a ser la carcasa misma. La mayoría de los diseños disponibles se adaptan a los componentes que sus creadores tenían al alcance en ese momento, dificultando así su reproducción. Por lo tanto, cuanto más «genérico» sea el perfil de la carcasa, más amplio debería ser su alcance.

El Rii i8 es un modelo bastante común

Así llegamos a esta nueva carcasa que apareció en Thingiverse, cortesía del usuario «surferboy» en ese portal. La instalación del Raspberry Pi requiere un poco de cirugía avanzada, o sea, el retiro de los puertos USB y el puerto Ethernet. La pantalla es es el modelo oficial de siete pulgadas con soporte táctil que vende la fundación Raspberry Pi, y en lo que se refiere al teclado y el ratón, tomó como base al popular modelo Rii i8 con Bluetooth y touchpad integrado. Este teclado tampoco escapa a la cirugía, ya que de acuerdo a la descripción, hay que quitar su batería y conectarlo directamente a los 5v disponibles vía GPIO, además de desarmar a su receptor y soldar sus conexiones a los pines USB.

El Raspberry Pi debe perder casi todos sus puertos antes de entrar en la carcasa

Honestamente, tengo dudas en lo que se refiere a energía. Usar GPIO para alimentar a la pantalla «y» el teclado al mismo tiempo tal vez coloque demasiada presión sobre el Pi, y si se trata del Raspberry Pi 3, hay que prestar aún más atención. En lo personal, si fuera a reproducir este proyecto, lo haría con el Raspberry Pi Zero. Algo así requeriría el reemplazo de la pantalla oficial, debido a que el Zero no posee el conector DSI, pero hay otros modelos (incluso más económicos) que trabajan con GPIO sin problemas.

Deja tu voto

1 punto
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Alcahez

    Está bueno el proyecto.

  • Mark VR

    Muy bonita… siempre tuve problemas con la bateria y la alimentacion de la pantalla, si es grande, la bateria no dura nada…