Un refrigerador que funciona con bandas elásticas

Si estiras una banda elástica y la mantienes en tensión, se calentará un poco hasta que iguale su temperatura con la del ambiente. Si la sueltas de golpe, notarás que se enfrió. Esto puede parecer un poco extraño al principio, pero las leyes de la termodinámica no se han roto ni nada parecido. Si la entropía sigue haciendo de las suyas, ¿por qué no llevar a cabo un experimento? El canal Applied Science en YouTube decidió construir un prototipo de refrigerador basado en esta diferencia de temperatura de las bandas elásticas.

El proceso es muy sencillo de reproducir: Toma una banda elástica. Colócala sobre tus labios, y estira. Notarás que la banda elástica gana temperatura, pero si dejas que se relaje, se enfría. ¿Qué está sucediendo? La razón es la misma de siempre: Entropía. En situaciones normales (o por lo menos, que nosotros consideramos «normales»), cuando algo es comprimido eleva su temperatura, y al liberar la presión se enfría. La diferencia aquí es que la estructura molecular de la banda elástica provoca que posea una entropía mayor en su estado relajado, por lo tanto, cuando la estiramos lo que hacemos es imponer cierto «orden», y reducir temporalmente su entropía. Ahora… ¿qué se puede hacer con esto?

 

En el canal Applied Science de YouTube decidieron poner a prueba la «capacidad de refrigeración» de las bandas elásticas. Dicho de otro modo, crearon un dispositivo que estira las bandas elásticas en el exterior, y las relaja en el interior, anticipando que la combinación de múltiples bandas actúen como un refrigerador. En el vídeo se utilizan dos piezas impresionantes de tecnología, una cámara térmica llamada Therm-App que se conecta a dispositivos Android, y una «cortadora CNC manual» de nombre Shaper, que deja a un lado las largas mesas y los ejes de desplazamiento. El modelo completo del refrigerador fue desarrollado en SolidWorks (sí, aún cuesta una fortuna), y el resto se reduce a hacer girar la rueda.

No, el refrigerador con bandas elásticas no va a reemplazar a los sistemas tradicionales, pero como prueba de concepto funciona, ya que la diferencia llegó a ser de unos dos grados Celsius en el mejor de los casos. Tal vez podría mejorar con un diseño más hermético u otra clase de bandas elásticas, sin embargo, el vídeo cumple con su objetivo: Demostrar el efecto, y por qué no, servir como «publicidad» para esas dos excelentes herramientas.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Alcahez

    Me gustó el experimento, pero debo admitir que me llamó más la atención la cortadora.