Retroinformática: Xerox Star (1981)

A principios de la década de 1980, la tecnología había alcanzado el punto de madurez necesario como para que los ordenadores comenzasen a ser más amigables con el usuario. El "8010 Star Information System", una estación de trabajo más conocida como “Xerox Star” revolucionó la informática, siendo el primer sistema comercialmente disponible en contar con una interfase gráfica de usuario que utilizaba ventanas, iconos y carpetas, manejados con un ratón, en lugar de las crípticas pantallas basadas en texto. Además, poseía conexión de red Ethernet, servidor de ficheros, servidor de impresoras y correo electrónico. ¡En 1981!.

Mucha agua corrió por debajo del puente entre 1975 y 1980. La tecnología informática avanzó tanto, que fue posible pasar de ordenadores con 256 bytes de memoria que utilizaban llaves y LEDs para comunicarse con sus dueños a una maravilla como el “Xerox Star”, una estación de trabajo de Xerox Corporation que contaba con una interfaz gráfica no muy diferente de las actuales. El Xerox Star marcó un hito en la historia informática, ofreciendo algunas características que solo estarían disponibles en otros ordenadores 10 o 15 años más tarde. Pero comencemos por el principio.

Así eran las tripas de Dolphin, el primer hardware del Xerox Star (DigiBarn)

El Centro de Investigación Xerox Palo Alto (PARC, por Palo Alto Research Center) fue creado por la Xerox Corporation en 1970. Tenia como objetivo proporcionar a la empresa un entorno de trabajo que les permitiese desarrollar nuevas tecnologías que -eventualmente-  se convirtiesen en productos comerciales. En PARC no existía la clásica presión por desarrollar el producto “A” en un tiempo “X”. Sus investigadores disponían de un enorme grado de libertad, y podían experimentar casi sin restricciones con conceptos y tecnologías novedosas. Así fue como nació el “Alto”, una estación de trabajo desarrollada inicialmente como un ordenador para ser utilizado internamente en Xerox pero que pronto se distribuyo entre algunas universidades. El Alto era revolucionario. En lugar de utilizar una terminal de texto para comunicar datos al usuario, empleaba una interfaz basada en mapas de bits. Este es el sistema que utilizan todos los sistemas operativos modernos, que al igual que el Alto utilizan iconos, ventanas y un ratón para interactuar con el usuario. Este ordenador era genial -hasta disponía de una interfaz de red llamada “Ethernet” para compartir datos con otros- pero no estaba lo suficientemente maduro como para convertirse en un producto comercial.

Xerox Star tenía una interfaz basada en mapas de bits. (DigiBarn)

En primer lugar, no tenía uniformidad. Cada programa había sido escrito por un grupo de programadores diferente, y a pesar de que funcionaban muy bien, el conjunto carecía de una interfaz común. Y dado que había nacido como una máquina para ser operado por el personal de Xerox, hacían falta sólidos conocimientos técnicos para utilizarlo. A pesar de contar con un procesador de textos (“Bravo”), un sistema de correo electrónico (“Hardy”), un programa de dibujo vectorial (“Sil”) y un editor de mapas de bits (“Markup”), el Alto no era precisamente amigable con el usuario, y estaba lejos de poder ser utilizado en una empresa. Además, carecía de algunos programas indispensables para ese tipo de trabajo, como un gestor de bases de datos o una hoja de cálculo. Pero Xerox sabía que este ordenador podía convertirse en una verdadera estrella, así que en 1977 creó el Departamento de Desarrollo de Sistemas (SDD, por System Development Departament), lo “vistió” con unos 200 desarrolladores -muchos de ellos provenientes de PARC– y le asignó la tarea de diseñar un ordenador con las características del Alto pero que fuese útil en una oficina corriente.

WYSIWYG era “palabra santa” en el SDD. (DigiBarn)

El reto era enorme. Xerox quería automatizar la mayor parte de las  tareas de una empresa, y bajo la dirección de David Liddle nació  el proyecto "The Office of the Future" (La Oficina del Futuro).  Liddle debía crear un ordenador como el Alto, que dejase de lado las típicas “terminales bobas” basadas en texto y que llevasen la informática a todo el mundo. Durante aproximadamente un año, los responsables del proyecto celebraron innumerables reuniones, en las que se fueron definiendo las características que debía tener el sistema. De allí salio el Red Book, una especie de hoja de ruta en la que se detallaba cada pieza del puzzle, incluida la interfaz gráfica y sus principales elementos. A partir de ese momento, cualquier cambio en las especificaciones contenidas en el “libro rojo” necesitaba ser aprobada un equipo de revisión encargado de mantener la coherencia del conjunto. La idea era reproducir en la pantalla un entorno de oficina típico, para que una secretaria sin formación especial pudiese trabajar con el ordenador intuitivamente. WYSIWYG, el acrónimo de “What You See Is What You Get” ("lo que ves es lo que obtienes") pasó a ser palabra santa en el SDD.

Pasarían 10 años antes que un PC pudiese hacer esto. (appuntidigitali.it)

WYSIWYG era la clave de todo. Hasta ese momento, el usuario no “veia” en su pantalla el aspecto que tendría una vez que fuese impreso el texto que estaba escribiendo. El ordenador de Xerox utilizaba letras negras sobre un fondo blanco -imitando una hoja de papel- que gracias a un software denominado “interpress” era duplicado exactamente por la impresora. Interpress era un lenguaje de descripción de página desarrollado previamente en PARC, en el que más tarde se basó Postscript. El resto de la interfaz era muy similar a lo que usamos actualmente: iconos que representaban recursos o documentos, que podían ser abiertos en ventanas utilizando el ratón, y los programas adecuados aparecían automáticamente cuando el usuario hacia “click” sobre el icono de un documento. El parecido con las interfaces actuales no es casualidad. Tanto Apple como Microsoft -como veremos en algún artículo futuro- se inspiraron en el trabajo de Xerox para desarrollar sus productos.

El concepto de “objeto” era el corazón del Star. En este ordenador, todo era considerado un objeto. Desde un documento hasta un carácter, todo se trataba de la misma manera: cuando el usuario hacia clic sobre un elemento, se desplegaba una lista de las acciones –Abrir, Mover, Borrar, Copiar, etc- que podía aplicar sobre él. Estos comandos también podían ser invocados mediante el teclado, casi de la misma manera y con las mismas teclas que lo hacemos hoy, 30 años más tarde. Gracias al Red Book todos los programas utilizaban las mismas teclas y comandos para hacer las mismas cosas, algo que nos parece una obviedad pero que hasta ese momento nadie se había preocupado por estandarizar. Las aplicaciones del Star se programaron con un lenguaje de programación orientado a objetos llamado Mesa, en el que más tarde se basarían Modula-2 y Modula-3. Cada módulo tenia dos ficheros. En uno se especificaban las estructuras de datos, métodos y eventos de cada objeto, y en el segundo se implementaba el código que actuaba sobre ellos. Un rígido sistema de control establecido por Xerox obligaba a los programadores a documentar exhaustivamente cada módulo, y cualquier cambio que se hiciese sobre un módulo requería de la aprobación de los directores del proyecto.

El software desarrollado para el Star planteó un duro desafío al equipo encargado de proyectar el hardware. Dolphin, el nombre en código de la plataforma inicial, pronto resultó inadecuada. A mitad del proyecto, el software era tan exigente que el Star demoraba más de media hora en arrancar. El equipo desarrollo una nueva versión llamada Dandelion, equipado con 384KB de memoria RAM (expandible a 1.5MB), un disco duro de 10MB (posteriormente de hasta 40MB), disquetera de 8 pulgadas, monitor monocromo (blanco y negro) de 17 pulgadas, ratón y conexión Ethernet. Para tener una idea de la potencia de este equipo, basta con recordar que el IBM PC, presentado en Agosto de 1981, con su interfaz basada en texto, disponía de solo 64KB de RAM y -eventualmente- un disco duro de 5MB. Por supuesto, todo esto tenia un precio.

Cualquier parecido con MacOs, Linux o Windows no es coincidencia (Marcin Wichary)

El "8010 Star Information System" se vendía en 16 mil dólares, aproximadamente el triple de lo que costaba un PC. Pero no había sido diseñado para trabajar “en soledad”, ya que su esquema basado en servidores de archivos, servidores de impresión y conexiones Ethernet implicaba que cumplir el sueño de disponer del "sistema de oficina personal" costase bastante más. Un sistema típico equipado con dos o tres Xerox Star, un servidor de archivos y un servidor de impresión costaba cerca de 100 mil dólares. Y si ponías algunas monedas más, podías incluir una impresora láser Xerox y convertir tu oficina en la más geek de la calle. Lamentablemente, el Star no se convirtió en un éxito de ventas. Los motivos fueron varios, pero quizás los más importantes hayan sido su precio y la falta de experiencia de Xerox como proveedor de equipos informáticos. La empresa era líder en el mercado de las máquinas copiadoras, pero según algunos no tenia demasiada idea de como vender ordenadores. Se estima que solamente se vendieron unos 25 mil Xerox Star antes que fuesen retirados del mercado.

Solamente se vendiendo 25 mil unidades. Y algunos coleccionistas tienen dos de ellas. (DigiBarn)

Pero a pesar de este fracaso comercial, el Xerox Star fue un ordenador impresionante. Buena parte de la tecnología que han disfrutado los usuarios de ordenadores durante las últimas tres décadas tuvo su origen en esta máquina. El Lisa de Apple, el sistema GEM de Digital Research, la interfaz del Atari ST o el Commodore Amiga, el PostScript de Adobe Systems y hasta el mismísimo Windows se “inspiraron” en el trabajo de Xerox. Cientos de abogados se enriquecieron gracias a los juicios y contra juicios relacionados con los derechos y patentes de estas tecnologías, y casi siempre -debido a la falta de jurisprudencia que había sobre la protección legal de elementos como el software o una GUI– Xerox perdió las batallas. Sin embargo, logró algo muy importante: sentar las bases de la informática moderna. Y eso no es poca cosa. ¿No te parece?

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Chocante

    Xerox: El mayor fabricante de copiadoras del mundo, terminó siendo copiado por empresas que nunca tuvieron creatividad, sino que eran (y son) expertas en copiar lo de otro.

    • abc

      APPLE y MICROSOFT no "Foto"copiaron, mejoraron lo que ya existia. pero iniciaron no con GUI si no con CLI (Command Line Interface) como las primeras versiones de DOS

      http://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%ADnea_de_comandos

      Xerox se lleva el crédito como el invertor de la verdadera GUI (Graphical User Interface)
      http://en.wikipedia.org/wiki/Graphical_user_interface

    • AAA

      No copian sin más: toman la idea de otro y la modifican (se intenta que para mejor, aunque no siempre se logra). Mucha gente lo hace en su día a día (si no, no tienes más que pararte a pensar en los platos que comes: no son simples copias de la receta original, sino variaciones. Muchas veces involuntarias [por ir pasando de boca en boca a generaciones posteriores], pero otras son adrede). De hecho, de no ser así estaríamos bastante atrasados, tanto tecnológicamente como en muchísimos aspectos, como la medicina (imagina alguien que descubre cómo neutralizar cierto virus. Pues otra persona, para neutralizar una variante de ese virus, tomará como base el trabajo del anterior y posiblemente llegue a la solución mucho antes y mejor que si empezara desde cero).

      • abc
      • brianmk

        esa interfaz de apple no tiene nada revolucionario o especial en relacion con interfaces actuales, buen intento apple. =)

      • abc

        La historia de las GUI, se remonta a 1960

        Articulo para complementar

        Fuente: http://blog.ibcmass.com/mass-diseno/historia-de-la-interaccion-parte-2-de-3-del-memex-al-nls/

        También en los 60 nos encontramos con el precursor directo de los sistemas interactivos audiovisuales de hoy en día: Ivan Sutherland. La inmensa aportación de Sutherland fue la digitalización de imágenes. Este descubrimiento supuso la posibilidad de establecer un sistema de interacción no basado en líneas u órdenes de comandos, sino en metáforas visuales (como se interactúa hoy en día). Sutherland humanizó la interacción con el ordenador, aproximándola más al lado humano que al de la máquina.

        La tesis doctoral de Sutherland en el MIT (Massachussets Institute of Technology) del año 1963 se centraba en una aplicación práctica de sus descubrimientos mediante el sistema “SketchPad”, que permitía la manipulación de objetos gráficos a través de un lápiz óptico, existiendo la posibilidad de “coger” diversos objetos gráficos, así como moverlos por la pantalla o modificar su escala. El sistema “SketchPad” fue desarrollado en los “Lincoln Labs” bajo el mecenazgo y soporte de las fuerzas aéreas y la NSF (National Science Foundation ).

      • Khronox

        En parte tienes razon, pero aqui existe es competencia. No es tanto por hacerle un bien a la humanidad. En el caso de Xerox, lo lamentable es que no tenían patentes… si las hubiesen tenido, es muy posible que Xerox tuviese otra historia

    • abc

      mas complemento del Xerox Star (1981)

      Fuente: http://blog.ibcmass.com/mass-diseno/historia-de-la-interaccion-parte-3-de-3-%E2%80%9Calan-kay-y-lisa%E2%80%9D/

      Tras los avances tecnológicos de los 60 aparece la figura de Alan Curtis Kay , un biólogo molecular, matemático e ingeniero electrónico que comenzó a experimentar con el programa “Sketchpad” desarrollado por Sutherland y a programar en su lenguaje: el “Simula”. Alan Curtis Kay persiguió desde un principio diseñar el comportamiento de los ordenadores de manera similar al funcionamiento de un organismo viviente.

      Posteriormente Alan Curtis Kay programaría en el lenguaje “LOGO” y más tarde, tras su premiadísima tesis de grado sobre la OOP (Programación Orientada a Objetos), crearía el lenguaje “SmallTalk”, el padre de todos los lenguajes orientados a objetos. Alan Curtis Kay empezó en 1972 a trabajar con la compania Xerox PARC (Palo Alto research Center EEUU) con su lenguaje “SmallTalk”, donde diseñó la primera GUI (Graphical User Interface) o Interface Gráfica de Usuario.

      OJO

      Fue aquí en Xerox, donde el fundador de APPLE, Steven Paul Jobs, conoció el poder de Alan Curtis Kay y el “SmallTalk”.

      Xerox lanzó al mercado en 1981 el primer ordenador cuyo sistema operativo estaba basado en un GUI, pero, a pesar de suponer una auténtica revolución tecnológica, el “Xerox Star” fue un estrepitoso fracaso económico para la compañía, ya que el precio de la computadora era aun demasiado elevado, por lo que su GUI interfaz gráfico no pudo convertirse en un estándar.

      OJO

      El equipo de desarrollo de Xerox PARC se desintegró tras el sonado fracaso y la mayor parte de sus miembros fueron contratados por Apple. En 1982 Apple lanzó al mercado el “Apple Lisa”, un computador que conservaba el GUI del “Xerox Star” pero a un precio ligeramente inferior.

      El “Apple Lisa” también fue un fracaso económico, ya que su precio aun limitaba su implantación a nivel global.

      Más tarde tanto Apple como Microsoft volverían a introducir las ideas de Alan Curtis Kay y el Xerox PARC en sus respectivos sistemas operativos: “Windows 1.0″ y “Macintosh DOS”, constituyendo los primeros sistemas operativos provistos de un GUI interface gráfico destinado a una masa de usuarios a nivel mundial. El primero de los dos en aparecer en el mercado fue el “Macintosh DOS”, que venía instalado en el “Apple Macintosh” (comercializado en 1984), el primer ordenador personal destinado a un sector de usuarios domésticos y a un precio asequible, lo que significó un absoluto éxito comercial para la compañía.

      Tras los descubrimientos de Alan Curtis Kay en Xerox PARC las aplicaciones hipertextuales o interactivas comenzarían a multiplicarse gracias a las sucesivas aportaciones de numerosos investigadores que intentaron exprimir las posibilidades narrativas este nuevo medio.

      En 1978 Andrew Lippman diseñó en el MIT (Massachussets Institute of Technology) el “Aspen Movie Map”, el primer sistema digital interactivo que permitía la inclusión de otros formatos además del texto. Se trataba de una reconstrucción fotográfica de Aspen en la que podíamos navegar virtualmente mediante un Joystick y dos monitores. ”

  • eduard

    Presionar una tecla para poder mover un archivo!, vaya cuanto hemos avanzado.

  • oblibion

    eso quiere desir que sino fuera por las males leyes sobre derechos de aoutor orita tendriamops a xerox como la compañia lider en desarollo de tecnologia? como abra sido el mundo si esto fuera real XD

    • Chocante

      El mundo sería más que una simple fotocopia.

      • AAA

        Imagina un programador que programa una aplicación para calcular exclusivamente sumas. Si ese programador se queda sin ideas, ¿nos tenemos que conformar con lo que ha hecho sin que nadie más pueda hacer su aportación? No. Si a otra persona se le ocurre la idea de una calculadora de restas, ¿por qué no integrar ambas ideas en la misma? Nadie está usando el código fuente del "inventor" tal cual ni nadie lo está desprestigiando.

  • Gatuno

    por supuesto una cosa lleva a la otra pero me pregunto si xerox nunca hubiese creado esta interfaz donde estaría la informática o bien que serias de las empresas lideres….

    • AAA

      A alguien se le habría ocurrido en otro momento, tal vez un poco distinto a como lo conocemos. Seguramente iríamos con retraso; ahora mismo las interfaces gráficas serían como la de Windows 98. O tal vez no. Al desarrollarse el hardware tan rápidamente, quizá aun habiendo empezado más tarde tendríamos interfaces gráficas como las actuales, o muy próximas.

      Sobre qué sería de las empresas líderes, todo depende de los demás proyectos que estuvieran desarrollando. Microsoft seguramente se habría mantenido a flote algún tiempo con MS-DOS hasta que alguna otra la hubiera comprado. Hoy en día sería como lo es ATi de AMD. Y Apple posiblemente no sería una secta que vende mierda a precio de oro (lo siento, fanáticos de Apple, pero es la verdad, le pese a quien le pese).

  • marioreal

    Las copiadoras aun se sacan en un solo color,
    osea que con xeroxestariamos viendo montores monocromaticos

    Cuanto color perderia el mundo!!!!!!

  • mvr1981

    Buena maquina….
    O sea que si IBM no hubiera inventado la PC seguramente Xerx lo hubiera hecho, de hecho, ya lo había hecho, solo que le faltaba pulir… que seria hoy en día si hubiese sido Xerox el inventor del PC???…

  • Quinotto

    el lema seria "Cuanto quieres copiar hoy?"

  • mojon

    Digan lo q Digan, y entiendo eso de q se basen en trabajos de unos para mejorar el de otros y etc.
    Pero una copia es una copia!(si lo usas pa mejorlo o no, es otra cosa) y asi como APPLE copió a Xerox, microsoft hizo lo mismo!

  • yemek tarifi

    por supuesto una cosa lleva a la otra pero me pregunto si xerox nunca hubiese creado esta interfaz donde estaría la informática o bien que serias de las empresas lideres….