Smach Z: La consola portátil con juegos de PC quiere revancha

¿Recuerdan a la Smach Zero? Consola portátil con alma de PC, la posibilidad de acceder a buena parte del catálogo de Steam y la adopción de hardware AMD sonaban muy bien, pero su primera campaña de crowdfunding fue cancelada para reagruparse y ajustar prioridades. Ahora, la Smach Z está de vuelta con prototipos, un precio más bajo, y la posibilidad de escoger Windows 10 o Linux como sistemas operativos.

Todo comenzó con el concepto SteamBoy. En esa época, la Web estaba muy entusiasmada con las Steam Machines de Valve, y la idea de convertir una en consola portátil era muy llamativa. El tiempo nos enseñó que las Steam Machines fueron un fracaso absoluto (se vendieron menos de 500 mil unidades), y que Valve no parece tener interés alguno en seguir con esa línea de ordenadores, ya que la mayoría de sus recursos han sido enfocados en realidad virtual. La SteamBoy dio un salto evolutivo para convertirse en la Smach Zero, e incluso inició una campaña de crowdfunding, pero fue cancelada en diciembre de 2015. Las razones que citaron sus responsables fueron varias, comenzando con una marca muy alta (900 mil euros), la falta de un prototipo, el uso de un SoC AMD (no había tantos datos técnicos sobre el chip), y las múltiples peticiones de sumar a Windows como sistema operativo. Diez meses después, el equipo de Palma de Mallorca vuelve al ataque:

 

Para los que no recuerden los detalles, vamos directo a las especificaciones: SoC AMD Merlin Falcon RX-421BD quad-core a 2.1 GHz, vídeo AMD Radeon R7 a 800 MHz, dos opciones de memoria RAM DDR4 y almacenamiento (4/64 GB o 8/128 GB), pantalla táctil capacitiva de seis pulgadas con resolución 1080p, ranura microSD, salida HDMI, puerto USB tipo C, conectividad WiFi y Bluetooth, cámara frontal y soporte LTE (esto en su modelo Pro), y una batería capaz de mantener encendida a la consola durante cinco horas. En lo que se refiere a sistemas operativos, los responsables del proyecto ofrecen una versión personalizada de Linux llamada Smach Z OS, o como alternativa Windows 10. Si los comandos al estilo «Steam Controller» no son atractivos, habrá una serie de accesorios (vendidos por separado) para convertirlos en algo más tradicional.

 

Esta vez, la meta para la Smach Z es de 250 mil euros, que ya superó en menos de 48 horas. La opción de 249 euros por el modelo básico se agotó, al igual que el modelo Pro de 399 euros. En este instante, los puntos de acceso son de 279 euros (4/64 GB) y 449 euros (8/128 GB). Las primeras entregas, en abril.

Leave your vote

4 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 4

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • Alcahez

    Los botones y análogo en la parte de abajo se ven muy incómodos.

  • Adcito al rock

    La verdad me llamó mucho la atención.Me da gusto que se estén sacando video juegos portátiles.