Solar Impulse 2: El avión solar que busca dar la vuelta al mundo

El concepto de un avión solar no es para nada nuevo. De hecho, el primer vuelo oficial se llevó a cabo hace más de 40 años, pero la tecnología ha avanzado tanto que ya se está considerando la posibilidad de un avión con la capacidad de mantenerse en el aire de forma casi indefinida. El siguiente gran desafío para los aviones solares es dar la vuelta al mundo, y eso es exactamente lo que está haciendo el Solar Impulse 2, que partió de Abu Dabi en el día de ayer.

Se calcula que había más de 150 mil personas esperando a Charles Lindbergh cuando llegó al campo aéreo de Le Bourget el 21 de mayo de 1927. Este piloto del correo aéreo estadounidense cambió para siempre al mundo de la aviación después de unir New York y París en un vuelo sin escalas que duró más de 33 horas. Casi 90 años después, los récords de aviación no sólo pertenecen al hombre, sino también a las máquinas. Una de esas máquinas es el Solar Impulse, avión solar cuyo desarrollo comenzó en el año 2003. Su primer vuelo oficial fue el 26 de junio de 2009, y desde entonces, la prensa ha seguido muy de cerca las actividades de este formidable avión. Voló de Bélgica a Francia, unió a España con Marruecos en un vuelo de 19 horas, y después atravesó los Estados Unidos de punta a punta. Sin embargo, estos son apenas los logros de su primera versión. El Solar Impulse 2 tiene un plan aún más ambicioso: Dar la vuelta al mundo.

 

En total, el vuelo mundial del Solar Impulse 2 tendrá doce escalas. Su aventura comenzó en Abu Dabi, y aterrizó en Mascate trece horas después. La velocidad promedio en ese vuelo fue de 53 kilómetros por hora, y se calcula que mantendrá valores similares para ahorrar energía, especialmente durante sus vuelos nocturnos. Las siguientes escalas lo llevarán a la India, Birmania, China, y Estados Unidos, para luego visitar Marruecos o el sur de Europa (aún no se ha determinado esa escala) y finalmente cerrar el viaje con su regreso a Abu Dabi. Los datos técnicos del Solar Impulse 2 nos hablan de un avión con un peso de 2.300 kilogramos, y una envergadura de 71.9 metros, necesaria para cargar con las 17.248 celdas fotovoltaicas que alimentan a sus cuatro baterías de litio (más de 600 kilogramos), y a sus cuatro motores eléctricos.

Solar Impulse 2
(Abu Dabi, el pasado 25 de Febrero)

 

Para cerrar, el Solar Impulse 2 tiene por delante una odisea de 35 mil kilómetros, incluyendo un vuelo de cinco días sobre el Pacífico. Como era de esperarse, los pilotos oficiales del Solar Impulse 2 son los fundadores del proyecto, André Borschberg y Bertrand Piccard. Ambos destacaron que las barreras a superar durante su vuelo no son solamente humanas y técnicas, sino también climatológicas y administrativas (después de todo, el avión visitará siete países diferentes). Les deseamos lo mejor, y esperamos que en julio próximo podamos hablar de un nuevo récord mundial.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%