SolarGaps: Persianas con paneles solares integrados

Del 1 al 10, ¿qué tan brillante es esta idea?

El primer lugar que viene a la mente de aquellas personas interesadas en comenzar a usar paneles solares es el techo. La gente de Tesla propone reemplazarlo por completo con su propia solución, y dejar que se pague solo en 30 años o menos. Sin embargo, también encontramos a quienes prefieren una opción a escala reducida, sin desafíos extremos de instalación. Ahí es cuando aparece SolarGaps, que ofrece una combinación de persianas con paneles solares. La teoría es interesante, pero al estudiar sus especificaciones descubrimos varios detalles que no cierran del todo…

De un modo u otro, creo que todos estamos interesados en la energía solar. La simple idea de cortar el cordón umbilical con la compañía distribuidora y desarrollar cierta independencia eléctrica es muy atractiva, pero a pesar de que los costos han bajado, aún están lejos de las posibilidades de la mayoría. Obviamente, esas restricciones de presupuesto cambian mucho según la región. Si el potencial usuario cuenta con subsidios a su favor o la ventaja de vender su excedente, la inversión inicial tiene un impacto menor. Ahora, ¿qué sucede cuando no tenemos acceso a nada de eso, y el espacio es limitado? En lo personal, creo que con esos parámetros la opción de la energía solar se desvanece, pero la gente de SolarGaps hace una sugerencia: Instalar persianas con paneles solares integrados.

SolarGaps hace énfasis en el poder acumulativo de instalar múltiples persianas. En condiciones normales, un metro cuadrado genera cerca de 100-150 vatios (atención aquí), y esto se logra con un seguimiento automático de la luz solar, monitoreado y ajustado a través de una app compatible. Quien desee una mayor integración la obtendrá con soporte Google Home, Amazon Echo, y los termostatos Nest. Toda la electricidad puede ser redirigida a la red, o guardada en una batería como la Tesla Powerwall, por lo tanto, las persianas SolarGaps también sirven para optimizar instalaciones solares existentes. La compañía incluso ofrece medidas personalizadas, algo crítico si consideramos que no todas las casas son iguales. Entonces… ¿cuál es el problema?

En esencia, todo lo demás. Un panel solar de 150 vatios no es tan raro que digamos, pero las persianas SolarGaps sufren varias desventajas, comenzando por el hecho de que su instalación es vertical, y no en ángulo. Esto significa que su contacto con la luz solar es mucho más reducido de lo que aparenta, y el seguimiento automático puede compensar hasta cierto punto. La indicación de SolarGaps es instalar a las persianas del lado de afuera, introduciendo factores como viento, humedad, y un buen aislamiento en los cables. La gente de TechCrunch recibió una unidad de prueba, y sus registros ni siquiera se acercan a la generación promocionada por la compañía. Y para finalizar, SolarGaps sólo tiene un precio competitivo en su campaña de Kickstarter. Las persianas de tamaño XS (91 x 91 cm) valen 390 dólares, pero fuera de promoción costarán el doble. Todas las dudas quedarán despejadas en septiembre, cuando los backers reciban las primeras unidades.

Deja tu voto

5 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 19

Upvotes: 12

Upvotes percentage: 63.157895%

Downvotes: 7

Downvotes percentage: 36.842105%

  • asdf

    Pues que no corras tan rápido que aquí tenemos el impuesto al sol!.