Spaceborne Computer: El ordenador más poderoso en el espacio

La exploración espacial demanda una enorme cantidad de recursos, por lo tanto, la eficiencia es una de sus prioridades. En la Tierra contamos con hardware muy poderoso y estable, sin embargo, la hostilidad del vacío cambia las reglas por completo. Así llegamos a Spaceborne Computer, un ordenador que el mes pasado llegó a la Estación Espacial Internacional. Su construcción estuvo a cargo de Hewlett Packard Enterprise usando componentes disponibles en el mercado general, y aunque la velocidad máxima no supera el TeraFLOP, es más que suficiente para evaluar su funcionamiento y robustez.

El hardware moderno nos ha permitido colocar sobre el escritorio un poder de procesamiento escalofriante. A fines de julio hablamos de un sistema de 50 TeraFLOPS por poco más de 3.000 dólares, cortesía de los nuevos chips Ryzen y las tarjetas Radeon Vega Frontier Edition. Estoy convencido de que el próximo año veremos números aún más impresionantes, y tampoco podemos ignorar la carrera hacia el ExaFLOP en el mundo de los superordenadores. Ahora… imaginemos un ordenador de un TeraFLOP. Ese rendimiento no impresiona demasiado si tenemos en cuenta que los superordenadores dejaron atrás dicha marca en 1996, y que algo tan sencillo como una Radeon RX 550 alcanza los 1.1 TFLOPS en precisión simple, pero el ordenador en cuestión tiene un detalle muy especial: Es el más rápido en el espacio.

Se trata de Spaceborne Computer, nacido de una colaboración entre la NASA y Hewlett Packard Enterprise. El objetivo de esta misión es evaluar durante un año el rendimiento y la integridad de componentes informáticos convencionales a bordo de la Estación Espacial Internacional. El ordenador llegó allí el mes pasado gracias a un lanzamiento de SpaceX, pero fue activado en los últimos días. Lamentablemente no tenemos las especificaciones exactas del ordenador más allá de que está basado en dos servidores Apollo 40 de HPE con procesadores Intel Broadwell, varias unidades de estado sólido, y Red Hat Enterprise Linux como sistema operativo.

Sus 56.2 kilogramos de peso lo hacen complicado de manipular en tierra, pero su instalación en la estación se llevó cabo sin incidentes, aún con la conversión eléctrica requerida. La primera prueba bajo LINPACK arrojó el resultado que todos esperaban, un TeraFLOP, el cual ya fue validado. Spaceborne Computer tiene doce meses muy duros por delante, sin embargo, si llega al final con éxito seguramente dará lugar a sistemas aún más poderosos en el espacio.

Deja tu voto

4 points
Upvote Downvote

Total votes: 4

Upvotes: 4

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%