Surface Laptop: Un diseño clásico para lo nuevo de la línea Surface

Cero híbridos: Un portátil puro y duro

Tablets que reemplazan a portátiles, portátiles que se comportan como tablets… la serie Surface ha explorado ambos extremos del espectro, y para su nueva generación básicamente decidió quedarse clavada en el medio. Todo nuevo sistema operativo necesita hardware que lo acompañe, y en el caso de Windows 10 S nos encontramos al flamante Surface Laptop, que utiliza chips Kaby Lake y almacenamiento de estado sólido. Con un precio base de 999 dólares, el plan es que suenen algunos teléfonos en Cupertino…

Los usuarios estaban pidiendo a gritos una actualización de hardware para la línea de productos Surface. Esto no significa que haya un problema crítico con el Surface Pro 4, el Surface Book y los procesadores Skylake, pero Microsoft se echó a dormir sobre un colchón de laureles demasiado delgado. Ambos ordenadores cumplirán dos años en octubre, el mercado no tardó en responder, y ahora tenemos algo así como 60 clones más poderosos y económicos. Por suerte para Redmond, existe una importante cantidad de usuarios dispuestos a continuar la experiencia Surface, y con el lanzamiento oficial de Windows 10 S, difícilmente haya un mejor momento para presentar a un nuevo ordenador. Dicho esto, hagamos un lugar al Surface Laptop:

Sí, un portátil estándar. Nada de híbridos, ni bisagras especiales. El Surface Laptop adopta al tradicional formato «clamshell», algo que desde cierto punto de vista no suena mal. Su pantalla táctil PixelSense es de 13.5 pulgadas en relación 3:2, y presenta una resolución nativa de 2.256 por 1.504 píxeles (?). Dependiendo del modelo escogido, la memoria RAM asciende a 4, 8 y 16 GB. Una escala similar encontramos en el almacenamiento de estado sólido, que va desde los 128 hasta los 512 GB. Los procesadores son Intel Core i5 o i7 con arquitectura Kaby Lake, y módulos de vídeo Intel HD 620 (i5) o Iris Plus 640 (i7). La conectividad es WiFi ac y Bluetooth 4.0 LE, posee sólo una webcam frontal (recuerden que no es una tablet) con resolución 720p, y la autonomía de la batería alcanza las catorce horas y media reproduciendo vídeo. Todos los accesorios de la línea Surface (Pen, Dial) son compatibles con el ordenador.

Hasta aquí todo suena muy bien, pero a medida que vamos avanzando en sus especificaciones es evidente que Microsoft cometió un par de errores tácticos. La disponibilidad de puertos es muy limitada, con un único USB 3.0 de tamaño completo, un mini DisplayPort, salida de audio de 3.5 milímetros y el conector propietario de recarga. Como mínimo esperábamos un USB tipo C adicional, un HDMI, y una ranura para leer tarjetas SD, sin olvidar que la demanda por conectividad Thunderbolt 3 no ha desaparecido. El ordenador viene en cuatro colores (Burgundy, Platinum, Cobalt Blue, Graphite Gold), pero esa personalización sólo fue habilitada para el modelo Intel Core i5 con 8 GB y 256 GB de almacenamiento. En tercer orden, el modelo base de 999 dólares entrega nada más que 4 GB de RAM, y estamos convencidos de que Microsoft podría haber subido un escalón extra allí. La presencia de Windows 10 S no es tan problemática en este caso, ya que los dueños del Surface Laptop podrán pasarse a la edición Pro sin cargo hasta fin de año. Las primeras entregas se llevarán a cabo el 15 de junio.

Deja tu voto

-2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 6

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 33.333333%

Downvotes: 4

Downvotes percentage: 66.666667%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *