Taiga: Smartphone ruso a prueba de vigilancia

Usa un «fork» de Android optimizado para la seguridad del usuario

A la hora de proteger la información de sus usuarios, los dispositivos móviles tradicionales dejan bastante que desear. La mayoría de las optimizaciones se concentran en impedir el acceso no autorizado al hardware, pero hacen muy poco en lo que se refiere a permisos de aplicaciones y el control independiente de sus módulos. El nuevo teléfono Taiga del InfoWatch Group busca cambiar eso con un bloqueo directo sobre la recolección de datos a través de apps, y una administración mucho más estricta del contenido.

Cada vez que instalamos una aplicación en un smartphone o una tablet Android nos presenta una solicitud de permiso para acceder a ciertas funciones. Si no estamos de acuerdo, la única opción es rechazar la app por completo, a menos que el sistema operativo habilite una gestión precisa de dichos permisos. Esta gestión se encuentra disponible en versiones modernas de Android, sin embargo, sólo resuelve una parte del problema. Algunas apps recolectan información para «mejorar la experiencia del usuario», «optimizar los servicios» o algo parecido, y hay entornos que no se pueden dar el lujo de una filtración, sea accidental o maliciosa. A esos entornos apunta Taiga, nuevo smartphone del InfoWatch Group.

Las especificaciones no son gran cosa, pero recibirá múltiples ajustes a nivel software

Existe un detalle muy interesante detrás del Taiga. InfoWatch Group tiene como número uno a Natalya Kaspersky, ex esposa de Eugene Kaspersky y ex CEO de Kaspersky Lab, cuyo software fue recientemente prohibido en las agencias federales estadounidenses. La estrategia de InfoWatch es ofrecer los primeros 50.000 Taiga a empleados de compañías rusas con participación del Estado. Eso significa que el usuario promedio deberá esperar para obtener uno de estos smartphones, pero InfoWatch acaba de abrir oficinas en Malasia y los Emiratos Árabes, y es probable que debute en esos países primero. De acuerdo a la información disponible, el Taiga puede detectar e interceptar cualquier extracción de datos en segundo plano, además de prohibir el acceso a funciones como la cámara, el micrófono, el GPS, la tarjeta de memoria, WiFi, Bluetooth e Internet móvil. La ejecución de apps se regula con listas blancas y negras, mientras que un «agente» integrado asiste a los administradores de IT en la protección de cada teléfono.

La pantalla del smartphone Taiga es de 5 pulgadas, posee un SoC MediaTek quad-core, 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, ranura para tarjetas microSD y soporte dual-SIM. El sistema operativo es un «fork» de Android 6.0, o sea que sus usuarios podrán ejecutar apps como Gmail o Facebook sin que filtren datos… en teoría. No hay novedades sobre su precio, pero los rumores sugieren un promedio de 250 dólares.

Deja tu voto

2 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%